Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Nuevas propuestas

Dokumentuaren akzioak

Nuevas propuestas

VII muestra de jóvenes coreógrafos

Egilea
Ana Remiro
Komunikabidea
Diario Vasco
Mota
Kritika
Data
2003/05/24

La actual edición de la Muestra de Jóvenes Coreógrafos,organizada por el departamento de Cultura del Gobierno Vasco, trajo hasta la donostiarra sala Gazteszena cuatro piezas cortas de danza contemporánea. Estas fueron las que resultaron seleccionadas para ser visionadas por el público, de entre las nueve que habían conseguido apoyo económico para su desarrollo y puesta a punto.



La primera en tomar el escenario fue Izaskun Santamaría con un solo titulado A tientas. La coreógrafa desarrolla un lenguaje corporal nítido y muy personal, ejecutado con impecable concreción, y construye una pieza sobria y coherente, en la que las imágenes proyectadas que le acompañan añaden contenido emotivo, llegando a crear un clima de frágil tensión.



El dúo formado por Atxarte López de Muniain y Pilar Andrés ocupó el segundo lugar con la pieza titulada Oskola. Este trabajo se sumerge en una danza abstracta e impersonal en el que la importacia la toman la forma y el uso del espacio centrando el interés en las angulaciones corporales y espaciales. Una propuesta interesante pero que fue perdiendo fuerza al final, y en la que la calidad de la ejecución decaía en algunos momentos.



La tercera pieza que fue mostrada en Gazteszesna corresondió al trabajo realizado por Arantxa Gago y Ainhoa Gago, titulado Yo, mío, mi, me. Propuesta cómica y divertida, la calidad de la pieza está debilitada por una escasa preparación de sus intérpretes en el uso del movimiento y en el de la voz.



El cierre de esta VII Muestra de Jóvenes Coreógrafos correspondió a la coreografía Ningún árbol donde poner la cabeza al fresco de Eva Vidal. Un trabajo perfectamente construido, con una sólida estructura, en el que se nos cuenta algo auténtico, utilizando tal registro de sinceridad que el público se ve totalmente involucrado.