Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Nueva prórroga para el Coliseo

Dokumentuaren akzioak

Nueva prórroga para el Coliseo

Eibar rehabilitación del patrimonio

Egilea
Alberto Echaluce
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Eibar
Mota
Albistea
Data
2005/03/02

La dirección de obra del Coliseo ha solicitado siete meses más de ejecución de obra, para poderla finalizar en julio de 2006, en lugar de en el plazo marcado inicialmente para diciembre de este año.



La construcción del nuevo auditorium tenía un plazo de 28 meses, a partir de su inicio, con lo que se alcanzaría su finalización para este mes de diciembre. No obstante, una serie de problemas y cambios técnicos han obligado a la dirección de obra a solicitar siete meses más de trabajo, para finalizar en julio de 2006.



Pese a esta solicitud, el director de Obra, Martín Herrera, expone que «a partir de ahora se afronta ya el cierre de la cubierta y los inicios de trabajos en la estructura interior», con lo que se entiende que las partes más complicadas ya han sido ejecutadas.



En este sentido, la obra está centrada ya en la ejecución de la cubierta nueva y el comienzo de las instalaciones (fontanería). Otro capítulo importante consiste en la preparación de los apoyos de hormigón sobre los muros actuales para recibir los mecanismos de apoyo de las armaduras que sirven de sostén de las bóvedas, «todas ellas preparadas ya en taller». Avanzada la recuperación de los parámetros de fachada (zonas de hormigón y de ladrillo) se afrontaría el acabado en zonas de pintura.



25 % certificado



Inicialmente, se afrontó el desescombro del edificio y las operaciones de desinsectación-desratización. Posteriormente, se procedió al derribo de los elementos previstos en el proyecto y se ha ejecutado el recalce de los muros. Por otro lado, se ha llevado a cabo ya la estructura de hormigón armado de la zona interior (vestuarios, almacenes bajo escena, nivel del escenario, graderío de la sala principal, muros y divisiones de salas de planta de calle, soleras de salas pequeñas, conductos para ascensor, evacuaciones y modificación del área de calderas, etc.)



Asimismo, se ha ejecutado la albañilería correspondiente a todas las plantas. Desde la dirección de obra se indica que hasta el día 31 de enero se ha certificado el 25% del presupuesto. Estas obras cuentan con un presupuesto de de 3.607.183 euros, financiado en un 70% por el Ministerio de Fomento y el resto por el Ayuntamiento de EibarRetrasos desde el inicio



Las obras del Coliseo han contado con retrasos desde su inicio. Rápidamente, se colocó la valla protectora que anunciaba el inicio de la obra, justo unos días antes de la celebración de las elecciones municipales de 2003 y hasta el verano de ese año no se iniciaron los trabajos de desinfección. Fue ya entrado el otoño cuando se procedió al vaciado de toda la estructura interior y se conservó el anfiteatro que avanza desde lo alto hacia el escenario, elevado sobre su actual nivel. Sin embargo, el pasado año, al no contar con un tejado, durante el mes de enero, -un periodo con muchas lluvias-, no se pudieron acometer las obras de cimentación previstas. Posteriormente, se estudiaron unos cambios técnicos que hicieron pensar a los vecinos de las casas colindantes que se había parado la obra. Pese a todos los imponderables, ahora comienza el trabajo en el interior del futuro equipamiento, para su apertura en otoño de 2006.



Entre las particularidades de esta obra está que sobre la plataforma del salón de butacas primitivo se instalará el escenario. Así, se ha trabajado en la planta baja del antiguo teatro para que el escenario triangular y equilátero de 10 metros pasase a contar en el mismo emplazamiento con otro de 20 metros de lado. Ello ha supuesto reducir el número de butacas a 547 espectadores.



Conciertos sinfónicos



De esta forma se podrán organizar otros espectáculos, ópera, zarzuela, danza y conciertos sinfónicos. En esta planta baja y en el espacio correspondiente al patio de butacas actuales se construirán tres nuevas salas. Dos de ellas para espacios multiusos, con capacidad para 100 espectadores, sobre el que se alojará en el futuro un multicines. Igualmente, se han reservado unos huecos para facilitar, desde la calle Blas Etxebarria, el transporte de material para las compañías artísticas.