Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Noche de palos, acrobacias y canciones

Dokumentuaren akzioak

Noche de palos, acrobacias y canciones

Gran espectáculo de los grupos de Perú, China y Elgoibar El público abarrotó las gradas del polideportivo Olaizaga

Egilea
Aitor Zabala
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Elgoibar
Mota
Albistea
Data
2007/07/22

Haritz abrió el festival con el Paloteado de Cortes, pieza que se baila en esta localidad de la Ribera de Navarra el 29 de septiembre, festividad de San Miguel. Los elgoibarreses interpretaron con brillantez cada una de las partes de esta vigorosa y espectacular pieza al ritmo que marcaban las dulzainas y el tambor de Txomin Mujika, Rikardo Gorriti y Bittor Zubiaurre, que sólo se detuvo cuando llegó el momento de formar una torre humana de tres alturas.

Tras Haritz, llegó el turno de Jallmay. El grupo peruano ofreció una actuación plena de ritmo y espectacularidad. Apoyados en un poderoso apartado musical en el que convivían instrumentos tradicionales con otros actuales (batería, bajo, saxofón...), abrió su actuación con Obertura y siguió con Negrillos, baile que los hombres interpretaron con un gigantesco tocado sobre sus cabezas. A su vez, en Marinera Norteña, dos bailarines ofrecieron una vibrante danza de cortejo a la que siguió la Danza de Tijeras.

Si lo visto hasta entonces había sido espectacular, la actuación de los dos jóvenes que saltaron al escenario para bailar Danza de Tijeras batió todas las marcas. Sus saltos, acrobacias y giros maravillaron a los espectadores.

El punto final de la actuación de Jallmay llegó con Huaglarsh de Carnaval, pieza en la que los chicos y las chicas se vaciaron sobre el escenario en un desenfrenado baile marcado por el continuo zapateado de los danzantes.

La música y los bailes de China estuvieron marcados por un exotismo que no fue del gusto de todos los espectadores. A pesar de ello, hubo momentos de gran brillantez, como la interpretación de la canción El amor está lleno en el Cielo y la Tierra o la pieza Soplar hoja de árbol, en la que un músico interpretaba una canción con el sonido que lograba extraer de una hoja colocada en sus labios.

El cierre del Festival de Folklore llegó con una nueva actuación de Haritz, que recreó el ambiente de una romería y en su transcurso interpretó varias piezas del folklore vasco.

Noche de palos, acrobacias y canciones
La compañía de Qiangdongnan ofreció una actuación llena de exotismo en el polideportivo Olaizaga. [AITOR]