Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Navidades muy intensas en mallas

Dokumentuaren akzioak

Navidades muy intensas en mallas

La Asociación de Profesionales de la Danza de Gipuzkoa reúne a casi 160 alumnos

Egilea
Iratxe de Arantzibia
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
San Sebastián
Mota
Albistea
Data
2009/12/30

Casi veintiocho años después, han pasado multitud de miembros por la directiva y otros tantos profesores, pero el espíritu sigue siendo el mismo. Estos días, el aula de danza de Arteleku es un hervidero. Desde las 9 de la mañana hasta las 20.30 horas se juntan estudiantes de danza para recibir sus clases de clásico, contemporáneo y jazz. El donostiarra Juan Carlos Santamaría, Premio Nacional de Danza 2008, es el responsable del apartado clásico, en los niveles medio y avanzado, a los que ha sumado un taller coreográfico. «Me sorprende que los alumnos tengan tantas ganas de trabajar», asegura. Su intención en estos cinco días de curso que terminan hoy es «motivar y recordar aquello que les inculcan los profesores, día a día». A su modo de ver en Gipuzkoa existe una interesante cantera, pero cree que sería necesario unificar los estilos procedentes de las diferentes escuelas. «Como en muchos otros sitios, hace falta aclarar conceptos», añade.
Sacrificando el descanso vacacional, la donostiarra Oihana Vesga (18 años), estudiante en la londinense 'The Place', destaca de las enseñanzas de Santamaría «la limpieza de su técnica y el valor de aprender a expresar mientras bailas». El zarautztarra Hodei Iriarte (16 años), estudiante del Real Conservatorio Profesional de Danza 'Mariemma', se declara un adicto a los cursillos de la Asociación, «porque vacaciones son Arteleku», añade, mientras confiesa que recibe las clases de clásico, contemporáneo y jazz, «porque un bailarín ha de ser completo». Ya como profesional, la irunesa Saioa López (24 años), bailarina de la compañía LAN 1 de Pilar Villanueva, subraya la importancia de estos cursos como punto de encuentro: «La gente que estamos fuera somos un ejemplo para los que están aquí, al igual que otra generación fueron nuestro ejemplo». Formándose en una escuela de Toulouse, la pamplonesa Eukene Sagüés (15 años) confiesa que la motivación para afrontar un curso en Navidad o la danza como disciplina, en general, se encuentra en «la ilusión de llegar a ser bailarín».
Joaquín López Hidalgo toma el testigo de Santamaría a las 14.15 horas. Su cometido es guiar a dos grupos, de niveles medio y avanzado, por las claves del contemporáneo. Bailarín en las formaciones Provisional Danza, 10&10 y Gelabert-Azzopardi, López es maestro asiduo de compañías profesionales, escuelas y conservatorios de danza.
Por parte de la Asociación de Profesionales de Danza de Gipuzkoa, la valoración del cursillo es absolutamente positiva.Y anuncian seguir dando guerra: del 6 al 10 de abril del próximo año, nuevo cursillo en Arteleku, como aperitivo para el 'Mes de la Danza', conjunto de actos en los que se celebra el Día Internacional de este arte y que culminará con la Gala en el Victoria Eugenia. De momento, en la carta a los Reyes Magos, la Asociación ya ha solicitado dos cosas: un local para establecer su sede y buen tiempo para las tradicionales exhibiciones de barra clásica y danza contemporánea al aire libre.

Navidades muy intensas en mallas

Esfuerzo. Dos alumnas realizan unos 'grand-jettés' durante las diagonales de la clase de Juan Carlos Santamaría. :: USOZ

Navidades muy intensas en mallas

Alumnos. Hodei, Oihana, Eukene y Saioa. :: USOZ