Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka El Festival de las Generaciones del Muthiko Alaiak 'revienta' Baluarte

Dokumentuaren akzioak

El Festival de las Generaciones del Muthiko Alaiak 'revienta' Baluarte

Las entradas están agotadas para el espectáculo de hoy. Participarán 360 personas, de entre 6 y 70 años, en un acto que celebra los 75 años de la peña pamplonesa

Egilea
Fernando F. Garayoa
Komunikabidea
Diario de Noticias
Tokia
Pamplona
Mota
Erreportajea
Data
2006/10/14

El espectáculo mezcla la tradición y la vanguardia escénica representadas tanto por el desarrollo de las dantzas, tal y como fueron originalmente concebidas, como por las proyecciones audiovisuales o la escenografía, realizada por Javier López de Gereñu, otrora socio de la peña y actualmente coordinador del área de maquinaria escénica y construcción de decorados en el Instituto Nacional de Artes Escénicas. El elenco artístico que hará posible el espectáculo, con una duración aproximada de dos horas, está formado por el coro del Muthiko Alaiak, la fanfarre actual, la txiki y músicos que formaron parte de ella así como txistularis y gaiteros; el grupo Altxeta Txistulariak, los gaiteros de Iruña (Javier Lakuntza y José Luis Fraile) y la Comparsa de Gigantes de Donibane.

exposición de fotografías

Paralelamente al montaje que hoy se representa en Baluarte, Muthiko Alaiak ha organizado una exposición sobre los 75 años de historia del grupo de dantzas en el Patio de los Gigantes de la calle Descalzos. En la muestra, que se inaugurará el próximo jueves a las 18.30 horas, se podrán ver diversos trajes, utensilios y fotografías de los dantzaris de la peña. La exposición, con entrada libre, permanecerá abierta hasta el próximo día 28 de octubre.

presupuesto y programa

El Festival de las Generaciones cuenta con un presupuesto de 15.000 euros aportados íntegramente por Muthiko Alaiak, "sin ningún tipo de subvención oficial aunque sí hemos contado con diversos colaboradores", apuntan desde la peña. La principal partida de este presupuesto está destinada al alquiler de Baluarte, 9.000 euros, "una institución que no nos ha dado ninguna facilidad, todo lo contrario que el apoyo que hemos recibido por parte de los trabajadores del auditorio, con los que hemos podido contar para cualquier cosa", apuntan entre Javier Lusarreta, organizador, y Javier López de Gereñu, escenógrafo.

Por otra parte, el 75 aniversario de Muthiko Alaiak no se ha centrado sólo en el acto de hoy, sino que a lo largo de todo el año ha desarrollado numerosas actividades entre las que destacan tantos actos que ya se celebraban en años anteriores gracias al empuje de este colectivo, como el Rey de la Faba, en enero, o los coros en el día de Santa Águeda, en febrero, como otros creados expresamente para este aniversario como el Día de la Estafeta, celebrado en mayo y que ante el éxito cosechado es muy probable que se institucionalice y se desarrolle anualmente.


El grupo de dantzas, motor cultural de una de las peñas con más tradición

ignacio baleztena fue el fundador de un colectivo que se gestó inicialmente como un proyecto teatral

"El Muthiko Alaiak no es estrictamente una peña de mozos de San Fermín, es bastante más que eso", así definió Carlos Catalán, socio del Muthiko, al colectivo pamplonés. "El Muthiko nació de un proyecto teatral de nuestro fundador, Ignacio Baleztena, hacia el año 1931, coincidiendo con la República. Baleztena tenía este grupo para representar sus propias obras, que se dividían entre las que tenían intención política y las destinadas a los niños. Con esta idea fundó el Zaldiko Maldiko, que actuó por Iparralde y Navarra. En estos viajes el grupo empieza a rescatar dantzas que estaban olvidadas de tal manera que el combo teatral pasa a tomar forma de grupo de dantzas que, desde el año 1932, comienza su actividad paralelamente a una sociedad con muchas más secciones tanto deportivas como de formación (historia, euskera, etc). Pero el eje y la médula de la existencia de Muthiko Alaiak ha sido el grupo de dantzas. Un colectivo que ha pasado por vicisitudes como el asalto que sufrió en 1945 por parte de la Fuerza Pública que llevó a la clausura temporal de la peña", explicó Catalán. Un historia, la de Muthiko Alaiak, que le ha llevado a pasar por diferentes sedes como las de la Plaza del Castillo, calle San Francisco o calle Comedias hasta la actual de Estafeta, "una trayectoria que es metáfora del lo que ha sido el Muthiko, un proyecto que nació modesto y que es una gloria comprobar su realidad actual".

Ejemplo a seguir

por Amaia Garahouse

el Muthiko Alaiak ha conseguido que hoy figure en Baluarte el cartel de No hay localidades con un espectáculo en el que participarán todas las generaciones de dantzaris de este colectivo, que es algo más que una peña sanferminera. El evento, que se enmarca dentro de los actos del 75 aniversario de Muthiko, es un ejemplo a seguir en muchos aspectos pero, sobre todo, es un espejo en el que debieran mirarse el resto de las peñas, muchas de las cuales llevan camino de convertirse en meras sociedades gastronómicas plagadas de prejubilados. Actividades culturales como ésta demuestran que las peñas son colectivos vivos, dinamizadores de una sociedad que no sólo vive durante San Fermín.