Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Multitudinario y caluroso 588 aniversario del Privilegio de la Unión

Dokumentuaren akzioak

Multitudinario y caluroso 588 aniversario del Privilegio de la Unión

Como novedad, participaron la comparsa de gigantes, dantzaris, txistularis y gaiteros

Egilea
Katrin Pereda
Komunikabidea
Noticias de Navarra
Tokia
Pamplona
Mota
Albistea
Data
2011/09/09
Lotura
Noticias de Navarra

En un ambiente festivo y con altas temperaturas, Pamplona celebró ayer el 588 aniversario del Privilegio de la Unión, fecha en la que se recuerda la unión de los tres burgos en que estaba dividida Pamplona: Navarrería, San Cernín y San Nicolás. Como novedad, distintos colectivos como dantzaris, txistularis, gaiteros y la Comparsa de Gigantes y Cabezudos participaron en el acto conmemorativo (desde el 2000 la Corporación municipal acudía sola a la catedral).

Fue la Comparsa de Gigantes y Cabezudos la que dio comienzo al acto. En la plaza de la Paz, centenares de padres con sus hijos esperaban con ilusión la salida de la Comparsa. "Gigantes, gigantes", gritaba con impaciencia Elena González, de dos años. Su madre, Raquel Marcilla, afirmó que "la iniciativa de que salgan los gigantes y los cabezudos me parece estupenda. Los niños están encantados y los padres también". María Aizpúruz, madre de Aimar Aizpúruz, de 5 años, compartía la opinión. "Me parece muy bien que los saquen fuera de San Fermín. Así no hay agobios ni aglomeraciones", subrayó mientras Aimar, con la figura del rey europeo en su mano, se esforzaba en ver alguna señal que indicara la salida de sus gigantes favoritos. Diez minutos más tarde de la hora señalada (17.00 horas) la Comparsa salió y los kilikis y zaldikos repartieron los primeros golpes que provocaron sonrisas y algún que otro susto. Mientras, figuras como el Alcalde o el Japonés se encargaban de apaciguar los ánimos. La Comparsa, desde la plaza de la Paz, se dirigió a Yanguas y Miranda, García Ximénez, Tudela, plaza del Vínculo, paseo de Sarasate, Comedias y Zapatería hasta llegar a una abarrotada plaza Consistorial.

Allí se unió a la comitiva la Corporación municipal y el grupo de dantzaris Duguna compuesto por 30 personas. Hasier Moreno, de 22 años, fue el elegido por su colectivo para portar la bandera de Pamplona realizada por Duguna. "La bandera representa al grupo y es un orgullo llevarla. La elección se basa en factores humanos y en la constancia a la hora de ensayar", explicó.

La Comparsa de Gigantes y Cabezudo encabezó la comitiva desde la plaza Consistorial, seguido del grupo de dantzaris Duguna, los txistularis, los timbaleros y la Corporación municipal. Aritz Romeo, concejal de NaBai, fue el encargado de llevar la bandera del Ayuntamiento de Pamplona al ser el concejal más joven. Por último, cerraba el grupo la escolta de gala.

El paso por las calles Mercaderes y Curia se caracterizó por la tranquilidad y el buen ambiente. Una vez en la Catedral, la Corporación municipal, a excepción de los concejales de Bildu (por su petición de que los actos sean "de carácter civil") entró para celebrar la misa, que ofició el arzobispo de Pamplona y obispo de Tudela, Francisco Pérez González. La música corrió a cargo de la Capilla de Música de la Catedral. Durante su homilía, Pérez quiso resaltar "la grandeza de la unión, la fraternidad y la solidaridad". Asimismo, tras una breve explicación del origen histórico de Pamplona, manifestó que "solo el amor, la verdad y la unidad son factores para lograr la paz". Posteriormente, Enrique Maya, alcalde de Pamplona, rogó porque "la libertad y la concordia impregnen la vida social". Tras la celebración de la misa, se dio paso a la ofrenda floral.

Una vez terminado el acto religioso, la comitiva regresó a la plaza Consistorial con diez minutos de retraso. Ni la hora ni el calor hicieron que los asistentes disminuyeran que, animados por el baile de los gigantes, bailaban (o lo intentaban) al son de la música. Finalizada la actuación, el grupo Duguna bailó la dantza Ingurutxo de Iribas. Joseba Morales, el capitán de la corporación, explicó que "se trata de un baile mixto muy bonito para bailarlo en este acto". Finalmente, a las 20.00 horas, La Pamplonesa y el Orfeón Pamplonés, bajo la dirección de J. Vincent Egea e Igor Ijurra realizaron el tradicional concierto del día del Privilegio. El concierto incluyó obras de zarzuela como El Barberillo de Lavapiés de Barieri y autores como Alexander Borodin o Guridi (con la obra Eusko Irudiak) en el año en que se conmemora el 50 aniversario de su fallecimiento. No es la primera vez que actúan juntos.

hoy, mercado medieval Las calles del Casco Viejo acogerán hoy, mañana y pasado un Mercado Medieval, al que se sumarán adivinadoras, magos, curanderas, vendedores de amuletos y echadores de cartas que atenderán, en horario de 11.00 a 14.00 horas y de 16.30 a 19.30 horas, a los participantes que lo deseen. El sábado el horario será de 11.00 a 14.00 horas. El objetivo pretende animar las compras de productos frescos a un precio asequible. Otra de las actividades programadas es la exposición de tocados y trajes medievales en el Palacio de Condestable. Por otro lado, hoy a las 20.00 horas en el mismo emplazamiento tendrá lugar un recital de canto gregoriano y medieval a cargo de la Schola Gregoriana Gaudeamus. Se ofrecerán piezas de los S. IV y V, VIII al XI y del XII.

La Comparsa de Gigantes y Cabezudos, en una abarrotada calle del Casco Viejo.

La Comparsa de Gigantes y Cabezudos, en una abarrotada calle del Casco Viejo. (PATXI CASCANTE)