Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Multitudinaria y calurosa procesión en honor a San Fermín txikito

Dokumentuaren akzioak

Multitudinaria y calurosa procesión en honor a San Fermín txikito

En el acto participaron la Comparsa, el grupo de dantzas Duguna y La Pamplonesa

Egilea
Katrin Pereda
Komunikabidea
Noticias de Navarra
Tokia
Pamplona
Mota
Albistea
Data
2011/09/26
Lotura
Noticias de Navarra

Multitud de personas acompañaron al santo, que recibió varios homenajes, en la procesión por las calles del Casco Viejo en el tercer día de fiestas. En el acto participaron la Comparsa de Gigantes y Cabezudos, la Pamplonesa y el grupo de dantzas Duguna.

En la basílica de San Fermín de Aldapa se congregaron numerosas familias a la espera de que comenzara la procesión. Así, pasado el mediodía, los capitanes del grupo de dantzas Duguna dedicaron un baile al santo. Tras finalizar el baile, el dantzari Iñaki Tristán Villanueva, de 12 años, le impuso como ofrenda al santo un piperropil (un tipo de pasta típica de estas fiestas). En un ambiente festivo y caluroso, la Comparsa de Gigantes y Cabezudos, primero, comenzó la Procesión. Le seguía el grupo de dantzas Duguna, compuesto por 35 dantzaris y seis txistularis, aportando color y música. Los niños Xabier Hernando, Fermín Hernando, Iñaki Zaragüeta, Itziar Pérez y Daina Gyau, acompañados por Ana Elorz, llevaban un ramo de flores cada uno. Unos metros detrás, Carlos Palecia, de la parroquia San Fermín, portaba una cruz. Detrás, los hombros de Juan Antonio Ruiz, Iñaki Ruiz, Iban Zurbano y Manuel Guruzeláin portaban la estatua de San Fermín de Aldapa. Guruzeláin, de la peña El Bullicio, explicó que "llevo 20 años transportándola, somos del barrio de toda la vida". Tras la figura del santo, el misionero claretiano, Francisco López, y el director del colegio mayor Larraona, Félix Zubiria, caminaban junto a la corporación txiki formada por la alcaldesa Amaia Lusar, y los concejales Duncan Otano e Irantzu Salinas, todos del colegio las Dominicas. Tras ellos, los concejales del Ayuntamiento de Pamplona, Ana Lezcano, de Bienestar social, y Valentín Alzina, de Medio Ambiente. Cerraba la comitiva la Pamplonesa.

Emoción y homenajes. Por otro lado, el santo recibió varios homenajes durante el recorrido. A principio de la calle Carmen, miembros de la antigua tuna, vestidos con el atuendo típico de San Fermín, honraron al santo con la aurora. A la altura del mercado de Santo Domingo, el grupo Gracia Navarra cantó jotas a la imagen que fueron muy aplaudidas, incluso hubo quien se emocionó. En la plaza de Navarrería el colectivo Raíces Navarras, formado por Natalia Narcué, Amaia Ibáñez, Jon Esnaola, Josu Hernández y Fernando Falces, fue el encargado de cantar la jota al santo y varios niños entregaron su ramos de flores a San Fermín de Aldapa. Por último, en la peña Irrintzi se tocó el Agur Jaunak. Cabe destacar que durante todo el recorrido miembros de la comitiva se vieron continuamente obligados a apartar a la gente de la Procesión y del recorrido "ante la falta de agentes municipales" que realizaran esa función. A las 13.10 horas la comitiva regresó a la basílica de San Fermín de Aldapa. Los dantzaris del grupo Duguna, formando un pasillo, alzaron sus espadas y los gigantes bailaron al son de los txistus.

Iruñeko ezpadantza. Tras finalizar el acto, Duguna bailó la ezpadantza en una plaza Consistorial llena. Su capitán, Aritz Ibañez, explicó que "representa el martirio de San Fermín porque se degüella al capitán (se colocan espadas alrededor de su cuello)". El baile y la vestimenta son novedosos ya que "es una dantza creada por nosotros desde hace tres años, adaptamos pasos de este baile de distintas zonas. Queremos que la gente sienta esta dantza como un patrimonio suyo".

La procesión, con la catedral al fondo.

La procesión, con la catedral al fondo.

La imagen, a la entrada de la basílica de San Fermín de Aldapa, es homenajeada por los dantzaris y la Comparsa. (Foto: Javier Bergasa)