Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Multitudinaria makildantza

Dokumentuaren akzioak

Multitudinaria makildantza

Medio centenar de veteranos se sumaron a los jóvenes para protagonizar uno de los momentos emotivos de las fiestas

Egilea
Alicia del Castillo
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Bera
Mota
Albistea
Data
2006/08/04

Tras la Misa Mayor, concelebrada por el párroco Luis Aizpuru de la localidad y en la que José Angel García Lanz oficiaba por primera vez en su localidad natal, cientos de personas se concentraron en la Plaza del ayuntamiento.

El Ayuntamiento en corporación salió de la cercana iglesia de San Esteban para acudir al consistorio, precedido por la Bandera de la localidad, dantzaris y txistularis.

Bordondantza

Después, todas las miradas se concentraron primero en el cielo, ya que la lluvia, de forma interrumpida, acompañó todos los actos, y después en los dantzaris del Gure Txokoa, que como es tradición, bailaron la Bordondantza. Al frente el capitán, Xabi Alzuri, y junto a él, Iñigo Erkizia, Mikel Goienetxe, Ander Rodriguez, Aitor Erdozain, Iñaki Eskudero, Jon de la Cruz , Juanjo Dagerre y Jon Zelaieta.

Entre los txistularis y con el atabal, Matías Irazoki, que a sus 80 años quiso también participar en el peculiar homenaje que ayer todos querían realizar al Gure.

Después bailaron los dantzaris txikis. Primero la makildantza y después la zagidantza.

Veteranos

Y tras ellos llegó el momento de que los veteranos demostraran que todavía están para muchos bailes. El de más edad (69 años), Ramón Berasain, reconocía la emoción del momento. "Lo cierto es que nos hemos divertido mucho, en los ensayor y también ahora. Y lo que queda claro es que la edad no pesa, sino los kilos. En mi caso me mantengo bastante bien y quien sabe lo que podríamos organizar para otro año".

Muchos recordaban al dantzari Doroteo Legia, de 89 años, que no participó, pero al que quisieron también dedicar el especial momento.

José Antonio Errandonea "Totono", recordaba momentos vividos de hace muchos años, cuando bailaban, "pero no la makildantza, que muchos no conocíamos y que hemos tenido que aprender íntegra. Entonces se bailaban danzas vizcaínas, pero la verdad es que con los ensayos hemos disfrutado". Entre muchas anécdotas recordaba una que sucedió "creo que en el año -60. Cuando el ayuntamiento retiró la subvención al Gure Txokoa nos negamos a salir y sólo tocaron los txistularis, pero no hubo danzas".

Durante su actuación los vecinos no se cansaron de aplaudir, a pesar de los paraguas que se abrían y cerraban cuando la lluvia comenzaba y volvía a parar. Poco importaba a los protagonistas, que además interpretaron la zagidantza que también fue despedida con grandes aplausos por los vecinos. Tras bailar y algunos brindis, no faltó la foto de familia con todos los participantes, una imagen que muchos querrán conservar. Tras las dantzas, los bertsolaris Andoni Egaña y Sebastian Lizaso actuaron desde el balcón consistorial.

Por la tarde los dantzaris del Gure Txokoa volvieron a ser los protagonistas, con el Aurresku de Bera. Después actuó en kalejira la Banda de Música de la localidad y en Altzate se bailó fandango, arin-arin, Larrain dantza... A medianoche estaba previsto el lanzamiento de los fuegos artificiales desde Matzada, a cargo de la Pirotecnia Zaragozana. La música fue a cargo del grupo Jalisko Band en la Plaza de Altzate.