Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Los Santaneros siguen con la tradición

Dokumentuaren akzioak

Los Santaneros siguen con la tradición

Desde el año 1509 existe en Ordizia la cofradía de Santa Ana, y las parejas que se han casado en el año y quieren participar, se convierten en parte de la cofradía y bailan en la plaza mayor del municipio
Egilea
M. Aranburu
Komunikabidea
Noticias de Gipuzkoa
Mota
Albistea
Data
2017/07/28
Lotura
Noticias de Gipuzkoa

El día de los Santaneros de Ordizia es uno de los actos más importantes dentro de las fiestas de Santa Ana. Ayer fueron solo cuatro las parejas que recién casadas durante estos siete meses del 2017, quisieron participar en un acto que viene celebrándose desde hace más de 500 años.

Jon Arizmendi y Oihana Dorado, Eneko Caballero y Nerea Del Olmo, Iñaki Artola y Josune Zurutuza, y Pedro García y Amalia Iglesias se reunieron para las 10.00 horas en el Ayuntamiento, donde a las mujeres les pusieron las mantillas. Después vino el acto institucional, en el que los recién casados firman en el libro de la Cofradía de Santa Ana, y desde ese mismo instante pasan a formar parte de la misma. El libro en el que firmaron es del año 1792, y como explicó el alcalde de la localidad, Jose Miguel Santamaría, las dos anteriores fueron quemadas.

Este año, no han sido muchas las parejas que han entrado en la Cofradía, pero todas mostraron ilusión. “En mi familia es ya una costumbre porque han salido todos, aunque tanto mi abuela y como mi madre participaron embarazadas pero yo no he seguido con esa tradición”, contaba entre risas Dorado. Entre las novedades, cabe destacar que la pareja formada por Artola y Zurutuza no son de nacimiento ordiziarras aunque llevan viviendo en la localidad varios años. Aun así, desde siempre han tenido la ilusión de participar y este año han hecho realidad su sueño.

Algo nerviosos acudieron a la misa porque después de ella les tocaba bailar en la plaza bajo la atenta mirada de los vecinos que todos los años acuden al acto. Arizmendi fue el aurresku y Caballero el atzesku y los dos bailaron con exactitud todos los bailes. Al final, todas las parejas alzaron las manos y bailaron el arin-arin y el fandango, y de esa manera dieron continuidad a la emotiva tradición de los Santaneros.

Arizmendi, Dorado, Caballero, Del Olmo, Artola, Zurutuza, García e Iglesias posan con el alcalde y el libro recién firmado con el que entran en la Cofradía de Santa Ana.

Arizmendi, Dorado, Caballero, Del Olmo, Artola, Zurutuza, García e Iglesias posan con el alcalde y el libro recién firmado con el que entran en la Cofradía de Santa Ana. (M. Aranburu)