Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka La lluvia marca el guión en el día de la patrona

Dokumentuaren akzioak

La lluvia marca el guión en el día de la patrona

Varios actos organizados para celebrar las fiestas de la Virgen del Puy tuvieron que modificarse a consecuencia del agua

la lluvia se convirtió ayer en una incómoda invitada en el día grande de las fiestas en honor a la patrona, la Virgen del Puy. La ciudad del Ega se despertó con amenaza de lluvia después de una noche de muchas precipitaciones, pero lo cierto es que el cielo se portó y dio una tregua para que, al menos, pudiesen celebrarse los dos encierros matutinos, una de las novedades del programa de este año.
Egilea
R. Usúa
Komunikabidea
Noticias de Navarra
Mota
Albistea
Data
2014/05/26
Lotura
Noticias de Navarra

También respetó el tiempo durante la subida de la Corporación municipal -acompañada de su comitiva oficial- hasta la basílica del Puy pasadas las 10.30 de la mañana. Acudieron solo ediles de UPN, PSN y PP, cuya edil, María Unzué, fue esta vez la abanderada.

Faltaron los representantes de IU y de Geroa Bai, cuyo concejal, Ricardo Gómez de Segura, no asistió por motivos personales. Tampoco estuvieron, como ya habían anunciado, los concejales de Bildu y Aralar en protesta por la decisión del equipo de gobierno de no autorizar la instalación de txoznas, lo que entienden como "un desprecio a la decisión mayoritaria del Pleno", que sí apoyaba la iniciativa. No obstante, el concejal de Aralar, Jesús Mª Chasco, sí acudió a la casa consistorial a recibir y saludar a los representantes de San Juan de Pie de Port -ciudad hermanada con Estella-Lizarra-, y que se sumaron a los actos oficiales. Chasco acudió, según precisó, en representación tanto de su grupo como de Bildu.

De subida a la basílica, la alcaldesa, Begoña Ganuza, pudo saludar a los alcaldes elegidos este año, de forma simbólica, en la barriada del Puy (María Puy Galdeano y Emilio Echávarri). Una vez arriba, se celebró la tradicional misa en honor a la patrona, y en esos precisos momentos, la lluvia y los truenos volvieron a hacer acto de presencia, lo que obligó a trasladar el Día del Baile de la Era hasta el frontón Lizarra. El espacio se llenó para disfrutar de los bailes de Ibai Ega, su grupo txiki y de varias parejas de exdantzaris, así como de la música de los txistularis Padre Hilario Olazarán, los Gaiteros de Estella y los alumnos de la Academia de Gaita y Tambor. También la comida de Exaltación del Gorrín tuvo que celebrarse, por la lluvia, en los soportales de la plaza de Santiago. "Se han apuntado 320 personas más otras 30 que estamos preparando y sirviendo", dijo Elena Etxalar, de la junta de la Asociación de Comerciantes, que organiza el acto. Además de gorrín, los comensales disfrutaron de otros platos, como 65 kilos de pochas preparados por Jesús Astarriaga, Jorge Ruiz y Eugenio Astiz. En total se degustaron 45 gorrines, troceados por los carniceros José Antonio y Eduardo Muguerza, y Víctor Ruiz de Larramendi. La música puso fin a la jornada festiva.

El Día del Baile de la Era tuvo que hacerse a cubierto.

El Día del Baile de la Era tuvo que hacerse a cubierto. (R.USÚA)