Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka La danza sin límites

Dokumentuaren akzioak

La danza sin límites

La entidad guipuzcoana trasladará mañana al Boulevard donostiarra el trabajo habitual que desarrolla en Niessen, en un acto de Donostia 2016 abierto a la participación

«Kolorearekin Elkarte Artistikoa nace de una necesidad: de la necesidad de bailar», subraya su portavoz, Alba Fernández. Es un fin que no justificaría la creación de una asociación si no fuera por el reto y el esfuerzo personal que el baile supone para algunas personas. Es la necesidad y el reto de Xabier Madina, fundador de Kolorearekin junto a Alba Fernández, quien hace años no dudó en desplazarse a Barcelona para asistir a los talleres de danza integrada del coreógrafo Jordi Cortés, toda una referencia en este ámbito a nivel europeo. Pasado el tiempo, Xabier y otras personas que utilizan silla de ruedas se unieron para constituir en Gipuzkoa una entidad capaz de impulsar la danza sin límites. Así es como en 2013 surgió Kolorearekin, que mañana tendrá oportunidad de mostrar su actividad públicamente en el quiosco del Boulevard donostiarra (19.30 horas), dentro del programa ‘Break a Leg’ de Donostia 2016.
Egilea
Mario García
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
San Sebastián
Mota
Elkarrizketa
Data
2016/06/09
Lotura
Diario Vasco

El proyecto Kolorearekin se inició hace tres años a través de laboratorios y talleres puntuales con la ayuda de coreógrafos de Cataluña y Francia, principalmente. «Poco a poco se ha ido haciendo realidad el proyecto que nació de la necesidad de poder bailar», destaca Alba Fernández. Ahora es una plataforma abierta a la participación y, aunque está constituida por un grupo estable de diez personas, la mitad de ellas en silla de ruedas, «cualquiera, sea cual sea su situación, puede unirse al proyecto, no preguntamos si la gente tiene discapacidad o no», señala Madina.

‘Gorputza’.

Kolorearekin ha ido superando etapas tras sus tímidos inicios y el año pasado recibió todo un espaldarazo. «Norka Chiapuso nos dio la oportunidad de estar en dFeria, lo que significaba entrar en un marco cultural normalizado, y para ello acudimos a Jordi Cortés, que nos regaló la coreografía ‘Gorputza’, que desde entonces hemos interpretado varias veces», señala Alba Fernández. Pero el primer objetivo de Kolorearekin en ese momento no era tanto sumar representaciones como acceder a una situación de trabajo de continuidad. Esto es lo que ocurrió en octubre pasado, cuando pudieron contar con un espacio estable en el Centro Cultural Niessen de Errenteria. «Gracias a la colaboración de varias entidades y de Kukai Dantza disponemos de un espacio en el que la bailarina Izaskun Lapaza dirige las clases de danza dos veces por semana», afirma la fundadora, quien reconoce la necesidad de las ayudas «para asegurar la continuidad». Este es el objetivo: «Más que hacer representaciones, perseguimos la continuidad en la formación y la calidad del movimiento; no es bailar por bailar, y no es un pasatiempo, sino la búsqueda de un conocimiento», subraya la responsable de Kolorearekin. Una vez que se alcancen esos retos será el momento de crear una nueva pieza coreográfica y darla a conocer.

De momento, los responsables de esta entidad tienen un doble compromiso con Donostia 2016. Por una parte, el específico antes aludido, es decir, llevar a la calle el trabajo que se realiza en Niessen para que se conozca y «para que la gente vea que el arte y la cultura están al alcance de todos», apunta Xabier Madina. En este acto tomarán parte quince personas, aunque está abierto a la participación espontánea de cuantos se quieran unir en ese momento.

Y el otro compromiso es la integración de algunos de los miembros de Kolorearekin en el laboratorio escénico que propone dentro del mismo programa de Donostia 2016 la plataforma ‘33%Cultura sin límites’. Es una iniciativa que se desarrollará durante dos semanas en el Victoria Eugenia y en Tabakalera y cuyo resultado se mostrará al público el próximo día 17 en forma de dos piezas que se irán configurando en cada una de las sesiones de trabajo. En ese caso no importa tanto cómo sean esas piezas como demostrar que «la diferencia en escena es un valor artístico», en palabras de la portavoz de la plataforma, Inés Enciso.

Pensando en el futuro, dice Alba Fernández, «la idea es continuar en una línea que nos permita seguir adelante para que la gente no tenga que desplazarse a otros lugares si pretende disfrutar y desarrollarse a nivel personal».

Xabier Madina y Alba Fernández de Kolorearekin.

Xabier Madina y Alba Fernández de Kolorearekin. / USOZ

Dokumentuaren akzioak