Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka El ‘Ttun Ttun’ vuelve a la plaza de Isaba

Dokumentuaren akzioak

El ‘Ttun Ttun’ vuelve a la plaza de Isaba

el grupo de la asociación kurruskla bailó a pleno sol la tradicional danza del valle en el día grande de fiestas

El baile típico del Valle de Roncal, el Ttun Ttun, volvió ayer a la plaza de Isaba en el día señalado de sus fiestas grandes, para cumplir con la tradición, tal como se viene haciendo desde el año 2005, tras su recuperación por la asociación cultural Kurruskla.
Egilea
Marian Zozaya Elduayen
Komunikabidea
Noticias de Navarra
Tokia
Isaba
Mota
Erreportajea
Data
2016/07/26
Lotura
Noticias de Navarra

Previamente, un concurrido desfile de izabarres, vestidos de roncaleses y roncalesas se encaminó hacia la iglesia de San Cipriano tras la bandera de la villa, portada por Javier Egozcue, con visible satisfacción a pesar del calor. Era el caso de Ana Ezker, acompañada de sus pequeños nietos, Mikel, Iranzu e Irati. “Es un día importante para nosotros, y para nuestra cultura”, expresaba como miembro de la asociación y promotora de la recuperación del traje roncalés que tiene su fiesta el próximo domingo.

En la puerta de la iglesia les recibió el arzobispo, Francisco Pérez, y mientras transcurría la ceremonia vecinos de todas las edades buscaron la sombra para seguir las danzas y el Baile de la bandera, de Julio Beretens, ante las autoridades locales, que recibieron a la comitiva en la plaza Consistorial, y el Aurresku de Jone Lahidalga, como saludo y recuerdo al fallecido Andoni Iribarren, por su gran aportación al baile de la bandera, y a la cultura del valle. “Es un gesto sencillo, con el que nos sumamos al homenaje oficial que le hará la asociación el domingo”, apuntaba el concejal de Cultura, Gorka Bueno, y destacaba en el acto civil el papel de la asociación por llevar el Ttun Ttun a la plaza, y por contribuir a que todo el pueblo lo baile después. “Es una baile sencillo, pero nuestro, muy nuestro”, añadía.

El Ttun Ttun se bailaba en todos los pueblos del valle los días festivos, después de la misa. En Isaba, únicamente se hacía en las fiestas grandes y pequeñas. Eso sí, siempre con atuendo roncalés, recuerda la asociación cultural. Uztárroz fue el último pueblo en perderlo, allá por los años 20 del pasado siglo, y en la plaza de Isaba cada año se recrea su coreografía, primero, el Ttun Ttun de Uztárroz, con pañuelo, y tras él, el de Isaba, con los brazos en alto, con cierto orgullo de saber que lo que ponen en escena forma parte de su patrimonio inmaterial.

Y como no hay danza sin música, ayer bailaron al son del txistu de Amaia Baglietto y de Kepa Bales, cuyo esmero y compromiso en la fiesta les ha hecho este año merecedores de lanzar el cohete anunciador. “Queríamos agradecer su aportación desde las dianas, así como en todas las danzas, año tras año”, apuntaba el edil Gorka Bueno.

día de arrako Las fiestas de Isaba mantienen también la tradición de trasladarse al monte el día 26, el día de Arrako. Los txistularis anunciarán en su diana el último día del calendario festivo, y después a las 12.00, se celebrará misa en la ermita y la bendición de los campos. Siguiendo con la costumbre, las migas compondrán el posterior almuerzo, y Kurruskla repartirá tostadas. “La asociación siempre dice sí a todo”, comentaba el alcalde, Jesús Barace. Por la tarde, la fanfarre Arroitu Indarra recorrerá las calles, y tras ellos, irá el grupo Iruña Kantuz. Una cena autogestionada pondrá fin a las fiestas, sin Pobre de Mí, ni blanco ni rojo, ni blusas de cuadrillas, pero con su identidad: el baile como centro del pueblo y la fiesta que vuelve a la plaza.

Comitiva de izabarres de todas las edades a su llegada a la plaza de la iglesia, ataviados con sus trajes típicos roncaleses en el día grande de sus fiestas.

Dokumentuaren akzioak