Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Día grande a ritmo de txistu y dantzas

Dokumentuaren akzioak

Día grande a ritmo de txistu y dantzas

La fiesta y la tradición se fusionaron este viernes en Bera. En el día de fiestas en honor a San Esteban, la música y el baile fueron los protagonistas en las calles. "Es el mejor día de todos sin ninguna duda. Es muy especial, todo el mundo sale a la calle a disfrutar de la fiesta y es un sentimiento que te inculcan ya desde pequeña", expresó Amaia Irizar Irigoyen, natural de Bera de 43 años, que año tras año intenta no perderse ninguno de los actos de este día tan importante para la localidad y sus vecinos.
Egilea
Isabel Garcia
Komunikabidea
Diario de Navarra
Tokia
Bera
Mota
Albistea
Data
2012/08/06
Lotura
Diario de Navarra

A las 9.30 de la mañana los txistularis de Bera y los gaiteros de Ezpelur se encargaron de llenar las calles de ambiente y marcar el comienzo de la jornada con ritmo. Una hora más tarde, acompañaron a la corporación municipal hasta la Iglesia de San Esteban, donde se celebró una misa en honor al santo y, donde la Coral de Bera, que celebra este año su 25 aniversario, interpretó diferentes partituras y cantos.

Mientras se celebraba el oficio, los rincones de la plaza Herriko Etxea se empezaron a llenar de curiosos y vecinos. Sobre las 11:45, los txistularis acompañaron a la corporación municipale hasta el interior del Ayuntamiento, donde minutos despuésSantiago Aizuguren Machicote, concejal del PNV del Ayuntamiento, de 46 años, salía con la bandera del municipio al hombro para bailarla en el centro de la plaza. "Es el segundo año que lo hago y es una tradición que hay que mantener. Es un modo de representar al pueblo, lo que es, su historia", afirmó. Un acto que se realiza el día grande de las fiestas desde hace aproximadamente 10 años, ya que con anterioridad, sólo se bailaba la bandera el día del Corpus Christi.

"El día de hoy es sin ninguna duda el más importante de todas las fiestas. Al final vayas al pueblo que vayas, el ambiente será parecido, pero el folklore es lo que marca la diferencia", sostuvo Josu Goia Etxeberria, miembro de los txistularis de Bera desde hace 45 años. Para Sonia Vilares Lucas, natural de Fuenterrabía, de 34 años, pero vecina de Bera desde hace dos, el día de San Esteban es el más vistoso de todos. "Todos los días son muy buenos y tienes buen ambiente para poder disfrutar también con los pequeños, pero hoy es diferente, hoy es el día más especial. Ves la tradición y cosas que durante el año no puedes disfrutar", explicó mientras esperaba la salida del Ayuntamiento de los dantzaris de Gure Txokoa.

Alrededor de las 12 del mediodía, los 15 dantzaris mayores de Bera y los 46 pequeños, hicieron su aparición en el centro de la plaza Herriko Etxea. Al ritmo de las melodías de los txistularis interpretaron los makil dantzas y bordon dantzas, bajo la atenta mirada de todos los presentes. "Llevo ocho años bailando y me sigue haciendo la misma ilusión. Ves a la gente que espera que bailemos y quieres que disfruten", expresó Mikel Goyenetxe Pikabea, de 22 años, y capitán de los dantzaris durante la mañana de este viernes.

En cada pausa de su actuación, la música de los txistularis era sustituida por los aplausos de los espectadores presentes en la plaza frente al Ayuntamiento. "Mi hijo actúa hoy. Estoy muy orgullosa de verlo ahí y también de los jóvenes que le han enseñado con mucha paciencia como se baila. Es algo muy bonito y hay que disfrutarlo", afirmó Conchi Leal Canal, natural de Irun de 37 años, pero vecina de Bera.

Bertsolaris como cierre


La mañana del día grande de fiestas de Bera se cerró con los versos del vecino de Hendaya Amets Arzallus, de 28 años, y Sustrai Colina, de 29, de Urruña. Ambos exponentes de primera fila en la disciplina.

Este año la comisión de fiestas de la localidad decidió que fueran voces jóvenes, pero también con experiencia, las que actuaran, ya que desde los años 90 eran Andoni Egaña y Sebastian Lizaso los encargados de actuar en las fiestas de Bera.

Dokumentuaren akzioak