Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Dantzaldia pondrá en contacto arte y danza con dos citas en el Guggenheim

Dokumentuaren akzioak

Dantzaldia pondrá en contacto arte y danza con dos citas en el Guggenheim

Egilea
Izaskun Labeaga
Komunikabidea
Gara
Tokia
Bilbo
Mota
Albistea
Data
2007/10/25

Dantzaldia contará este año con dos importantes espacios. El Palacio Euskalduna ofrecerá a Nacho Duato y a la Compañía Nacional de Danza española el escenario perfecto para abrir el ciclo, el próximo 4 de noviembre, con un doble programa. Por este mismo recinto desfilarán Thomas Hauert y la compañía Zoo, así como Toni Mira y Nats Nus. La gran novedad este año será la incorporación de la salas del Museo Guggenheim. Allí veremos a Sol Picó e Israel Galván, con un proyecto en conexión con las esculturas de Richard Serra. Blanca Arrieta, Matxalen Bilbao e Idoia Zabaleta buscarán un diálogo con la exposición que la pinacoteca dedica al arte contemporáneo vasco. La oferta para 2007 se completará con varias sesiones de vídeo-danza y las master class dirigidas a profesionales y estudiantes relacionados con esta disciplina, que posibilitan una línea de contacto entre los invitados y los bailarines locales.

Nacho Duato y la Compañía Nacional de Danza española presentarán dos obras de gran formato y dos temáticas total- mente distintas. ``Herrumbe'' es un alegato contra la tortura, que busca «sacudir» al espectador, provocar su conciencia para terminar con la indiferencia ante una situación cada vez más cotidiana en los medios de comunicación. El coreógrafo compara al individuo de la sociedad actual «con el hierro cuando se oxida, con el alma convertida en herrumbre», lamenta. Cuenta con la colaboración del escenógrafo iraquí Jaffar Chalabi, con quien ha conseguido un trabajo de estética oscura muy impactante. En ``Gnawa'' son fundamentalees los sonidos españoles y norteafricanos. Con las partituras de varios compositores y a través del movimiento, Duato evoca paisajes y se acerca a la sensibilidad de sus habitantes.

El equipo de La Fundición, que confecciona el programa de Dantzaldia, realiza todos los años un especial esfuerzo para acercarnos las propuestas de creadores internacionales. Thomas Hauert nos visitará el 10 de noviembre con un montaje colorista. Zoo, su compañía, se vale de la música, el movimiento y el color para construir una especie de calidoscopio dirigido a abrumar al espectador e invitarlo a acercarse a la danza de una forma intuitiva.

Arquitecto de formación, Toni Mira pone de manifiesto en ``Mies'' su admiración por la figura de Mies van der Rohe. El catalán y la compañía Nats Nus, que estarán en la capital vizcaina con motivo de Dantzaldia el 17 de noviembre, experimentan con el espacio, con la sensación de ausencia de límites definidos y con el vídeo.

``Encuentro'' es un encargo realizado a Sol Picó por el festival para la Sala Arcelor del Guggenheim, el lugar que guarda las grandes esculturas de Richard Serra. La conocida artista ha elegido al bailarín flamenco Israel Galván como compañero de viaje para una creación que ultimarán en los próximos días durante un viaje a Shangai. También colaborarán el cantaor David Lagos, que canta en euskara, y el guitarrista Alfredo Lagos, toda gente «dispuesta a aventuras y a innovar», señala Picó, a quien le atrae la idea de bailar dentro de las colosales piezas del norteamericano. El resultado se verá los días 4 y 5 de diciembre.

Dantzaldia ha convocado a las coreógrafas Blanca Arrieta, Matxalen Bilbao e Idoia Zabaleta para clausurar el programa de este año. Tres figuras con un recorrido de más de una década dispuestas a mostrar cada una su poética en un escenario poco habitual para ellas: la planta baja del Guggenheim. Lo harán en conexión con ``Chacun à son goût'', la muestra dedicada al arte contemporáneo vasco y que se ve en la pinacoteca con motivo de su Xº aniversario. Será una función especial, el 11 de diciembre, a las 20:30, una vez el centro haya cerrado sus puertas.

Dokumentuaren akzioak