Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka 'Dantza-jauziak', el baile sencillo

Dokumentuaren akzioak

'Dantza-jauziak', el baile sencillo

El Festival Ezpalak, dedicado este año a las 'dantza-jauziak', puso ayer el broche final a la Euskal Jaia eibarresa

Egilea
B.A.
Komunikabidea
El Correo
Tokia
Eibar
Mota
Albistea
Data
2010/05/31
El festival dio comienzo al mediodía con el pasacalle que los grupos realizaron desde Urkizu hasta Untzaga. Así, poco a poco, y acompañados por el inconfundible sonido de los 'zanpanzar' de Ituren y por la melodía de las gaitas navarras, los integrantes de Kezka Dantza Taldea, Maritzuli Konpainia (Biarritz, Francia), Argia Dantzari Taldea (San Sebastián), Groupe Traditionnel Ossalois (Bearn, Francia) y Baztandarrak (Baztán, Navarra) alcanzaron el centro de Eibar bajo la continua amenaza de la lluvia. Por cierto, una amenaza que casi, casi, se hace realidad pero que sólo se quedó en un susto: los dantzaris y el público se mojaron un poco pero el festival continuó sin novedad.
Bailes de Iparralde
Los primeros en tomar parte fueron los locales de Kezka, con los pequeños y mayores bailando juntos, para dar paso a 'Baztango mutil-dantzak' interpretada por los navarros de Baztandarrak. En este momento el público que llenaba las gradas de Untzaga ya comenzó a darse cuenta que este año el festival iba a ser un poco diferente si se compara con lo que se había visto en años anteriores. En un círculo los once dantzaris navarros comenzaron con pequeños pasos a bailar estas tradicionales piezas. «Son bailes muy sencillos, es un cambio radical de lo que hemos hecho hasta ahora. No son danzas espectaculares ni te muestran acrobacias o cosas técnicas muy difíciles. Completan el tema de la participación, son para que todo el mundo baile y para disfrutar», explicaba ayer Oier Araolaza en un momento del festival. Los 'jauziz' pueden encuadrarse dentro de un tipo de danzas que se bailan fundamentalmente en Bearn, Lapurdi, Benafarroa, Zuberoa y Baztán, aunque con algunas diferencias y características particulares. Con varios nombres para los mismos bailes ('jauziak', 'sauts', 'mutil-dantzak' o 'mutxikoak') en el festival de ayer se apreció, no obstante, que «todos formamos parte de un mismo sistema de baile. Hemos visto diferentes estilos pero hemos podido bailar dentro de un mismo sistema», explicaron los organizados al término del festival.
Los segundos en tomar parte fueron los donostiarras de Argia con el folclorista Juan Antonio Urbeltz a la cabeza. Urbeltz, con su inseparable bastón, y sus tres compañeros siguieron la tónica del festival de este año: pasos de baile sencillos, repetidos y siempre en círculo para mostrar los 'jauziak' que el grupo aprendió en la década de los 60 en Zuberoa y Benafarroa. Y lo mismo hicieron los de Bearn y los de Maritzuli Konpainia.
Como colofón al festival todos los dantzaris participantes, así como un buen número de espectadores, tomaron parte en un 'jauziak' colectivo. Y es que el mismo carácter de este peculiar baile hace que pueda ser compartido con otros de manera sencilla. «Bailamos con diferentes estilos pero todos juntos, no hemos hecho ensayos juntos. Y como respondemos al mismo esquema coreográfico no hay ningún problema», afirmaron algunos dantzaris.
'Dantza-jauziak', el baile sencillo

El popular Juan Antonio Urbeltz, con su inseparable bastón, encabezó la comitiva del grupo Argia. :: F. M.

'Dantza-jauziak', el baile sencillo

Los diferentes grupos participantes fueron pasando por la Plaza de Unzaga a partir del mediodía con sus particulares bailes y ante numeroso público. :: F. MORQUECHO

Disfrutar de la danza


Tras el acto de ayer una idea quedaba clara entre los organizadores: la participación. «La danza tradicional no es sólo una cosa para exhibición, para ver cuánto levantas la pierna o dar cuatro saltos. También es disfrutar con la danza. Es un elemento básico de nuestra cultura, igual que la música. No podemos concebir nuestra cultura sin música ni sin danza. Pero podemos bailar todos, no sólo unos cuantos que han estado ensayando antes. Cualquiera puede bailar con cuatro cositas que haya aprendido», reiteraron los organizadores del festival.
Con el Festival Espalak de ayer la XLV Euskal Jaia eibarresa cerró su programa de actos. Y visto lo visto estos días «puede decirse que ya está consolidada. Tras unos años de altibajos ahora hemos llegado a una situación más normalizada en la que a final del mes de mayo todos disfrutamos», aseguraron.
Y para el año que viene todavía no hay nada claro. «Tenemos muchas cosas en la agenda pero todavía no nos hemos puesto a perfilar el próximo festival. Primero vamos a acabar muy bien con lo de este año», aseguraron desde el grupo eibarrés nada más terminar el festival. Una comida, romería y la popular 'Larrain-dantza' pusieron punto y final a la fiesta.

 

Dokumentuaren akzioak