Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Dalí en forma de danza

Dokumentuaren akzioak

Dalí en forma de danza

Falla y Lorca se unen con la estética surrealista del pintor en una coproducción estrenada en Peralada que llega hoy al Kursaal

Egilea
María José Cano
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
San Sebastián
Mota
Albistea
Data
2004/08/23

Los atractivos del montaje coproducido por la Quincena, el Centro Andaluz de Danza y los festivales de Granada, Santander y Peralada, que acogió su estreno la semana pasada, van más allá del puramente pictórico, ya que El café de Chinitas de Lorca cuenta con las armonizaciones y la participación de Chano Domínguez, un músico mucho más cercano al jazz, que interpreta la música en directo con su grupo, formado por piano, teclados, guitarra, batería, bajo y cantaor.



Primero fue Picasso



El otro gran atractivo del encuentro es el hecho de que la producción que llega a Donostia supone todo un estreno, tanto desde el punto de vista musical, como en el de la coregrafía, creada especialmente para la ocasión, y por supuesto, por la recuperación del trabajo de Dalí. Sin embargo, el hecho de que un pintor recibiera el encargo de crear elementos escénicos para un ballet o una ópera no fue en su día una novedad. Curiosamente fue Pablo Picasso el primer artista que recibiera el encargo de realizar el telón, los decorados y el vestuario para El Sombrero de Tres Picos de Falla en su estreno en Londres por parte de los Ballets Rusos de Diaghilev.



La obra de Falla está considerada como la mejor española para danza compuesta en el siglo XX. Picasso realizó unos telones magníficos para el evento y su trabajo marcó al de otros escenógrafos posteriores, ya que el pintor malagueño dejó todo muy marcado. Dalí, para el estreno de la obra en el Zeigfeld Theatre de Nueva York en 1949, alteró los contenidos de forma muy sutil, con nuevos decorados, el uso de elementos que vuelan por los aires y añadiendo elementos simbólicos propios.



El café de Chinitas es un espectáculo que recoge a modo de cuadro flamenco una selección de canciones populares escogidas y armonizadas por Federico García Lorca. Dalí pintó para la ocasión los telones que formarían parte de la escenografía.



El montaje que llega hoy a Donostia (20 horas en el Kursaal) pretende acercar al público el periodo más tempestuoso de la relación entre los dos artistas, Dalí y Lorca.

Dokumentuaren akzioak