Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka "Contar el drama de Gernika con danza ha sido un gran reto"

Dokumentuaren akzioak

"Contar el drama de Gernika con danza ha sido un gran reto"

Egilea
Maria R. Aranguren
Komunikabidea
Noticas de Bizkaia - Deia
Tokia
Blbao
Mota
Elkarrizketa
Data
2010/02/27

Edu Muruamendiaraz ha creado la coreografía de este espectáculo que pudo verse el pasado 17 de octubre en el Lizeo Antzokia de Gernika. La filosofía de Aukeran se basa en desestructurar muchas de las normas de la danza tradicional y añadir retazos contemporáneos a las coreografías. La intención es mostrar la riqueza del baile tradicional vasco con un lenguaje más fresco y actual.

¿Por qué representar el bombardeo de Gernika?

La idea surgió de Adolfo Yebra, presidente de la Asociación Bilbao Ballet Elkartea. Me llamó el año pasado porque quería que participáramos en la gala Los Vascos y la Danza. Él tenía en mente que hiciéramos una representación de lo que ocurrió en Gernika, y como compañía teníamos ganas de preparar una obra nueva tras la celebración de nuestro décimo aniversario. La idea es muy compleja, porque contar esa historia a través de la danza es un reto. El bombardeo de Gernika se ha retratado muchas veces y nosotros queríamos volver a tocar el corazón de la gente.

¿Mantienen su habitual apuesta de partir de la danza tradicional vasca?

Sí, y creo que esta es la primera vez que se hace una obra así sobre el bombardeo, partiendo de la danza tradicional y mezclándola con la música clásica y contemporánea. Además, queriendo contar las cosas tal y como pasaron.

¿Cómo contar una tragedia así sólo con el movimiento?

No sabíamos cómo empezar pero Garbi Losada escribió un guión muy bueno en el que proponía contar la historia como si los propios bailarines hubiesen sufrido aquel suceso. La idea era que los muertos que sufrieron el bombardeo contaran todo lo que pasó, antes, durante y después. Los bailarines son las ánimas y van contando toda la historia, desde la descripción del pueblo, alegre y con muchísimos símbolos, como el mercado, o las Juntas, hasta el bombardeo y el posterior reconocimiento de todas las víctimas.

¿Qué reconocimiento?

Es el momento más importante de la obra, en la que se citan los nombres de los fallecidos. Basándonos en la obra de Picasso, los bailarines danzan de tal manera que el pueblo vuelve a renacer. Hemos intentado sacar a través de la danza las distintas imágenes de El Guernica.

Han estrenado la obra en el pueblo, ¿cómo les fue?

El estreno oficial fue ahí, y estuvimos con gente que había perdido a familiares durante el bombardeo. Acudió también alguna persona mayor que lo sufrió en carne propia. Una señora me comentó después que la representación se le había hecho muy dura. Nosotros tampoco estábamos acostumbrados a bailar cosas así, pero hacemos lo que pensamos que pasó, no nos salimos del guión. Hemos tenido que cambiar el registro, que la energía que habitualmente empleamos en alegría se transformara en drama.

¿En qué danzas tradicionales concretas se han basado?

Hemos intentado incluir algunas vizcainas, pero con ese punto nuestro de innovar. También ha sido muy importante incluir clásico, puntas clásicas. Es lo que estamos trabajando ahora y siempre incluimos ese tipo de trabajos en las obras. Como siempre, habrá gente a la que le guste más y gente a la que le guste menos... Lo importante era contar la historia de un pueblo. Aquí no hay protagonismos.

¿Con qué música han contado?

La música ha sido importantísima en este espectáculo porque había que llegar a los espectadores. Tuve la suerte de trabajar en diciembre de 2008 con Aitor Amezaga. Por aquél entonces ni siquiera sabía que era compositor pero en este nuevo proyecto se decidió trabajar con él. Ha hecho una música original muy buena, que se completa con la de Pablo Sorozabal, con melodías mucho más populares.

¿Cómo han planteado la estética?

El vestuario es minimalista. Por el tema que tratamos no podía tener mucho colorido así que pensamos en el blanco y negro, porque el cuadro de Picasso también lleva esos tonos y en el escenario queda muy bonito. La puesta en escena también es muy simple. A veces los bailarines se meten en telas elásticas para representar lo que aparece en el cuadro, pero por lo demás es muy sencillo.

¿Se han inspirado en algún otro espectáculo?

No, pero también está claro que no podemos inventarlo todo. Evidentemente, algunos de los recursos ya se han empleado antes.

¿Se narra en algún momento la historia o sólo hay danza?

Hay una chica que es la que conduce la obra, y su discurso se basa en unos bertsos que aparecieron en el Centro de Documentación de Gernika. Nosotros seleccionamos las diez estrofas que nos parecía que tenían más contenido y con ellos se va contando también lo que pasó. Esta chica representa al ánima de todo el pueblo.

¿Qué ha supuesto para los bailarines que integran Aukeran interpretar el bombardeo de Gernika?

Todos somos de Gipuzkoa y para nosotros ha sido un trabajo completamente diferente al que estábamos acostumbrados por la forma de bailar, el tempo de la música y lo que queríamos plasmar. Ha sido mucho más difícil de lo que pensábamos.

¿Cuánto tiempo han trabajado?

Hemos estado preparándola aproximadamente un año. El problema es que salvo otro chico y yo, que nos dedicamos a la danza porque damos clases, el resto de la gente ha tenido que compaginar su labor profesional con los ensayos para el espectáculo. Uno de mis retos sería intentar que la compañía sea profesional, que la gente pudiera dedicar ocho horas a la danza, pero la verdad es que está muy complicado. No resulta nada sencillo encontrar un escenario, y creo que en el fondo no se valora lo suficiente todo el esfuerzo que hay detrás de una obra de estas características.

¿Qué es "Gernika, danza sobre lienzo" para una compañía como la suya?

Es nuestro espectáculo más internacional, porque todo el mundo conoce lo que ocurrió en Gernika y el símbolo en el que se ha convertido. De momento tenemos varias actuaciones programadas, pero nos gustaría mucho salir de Euskadi. Este espectáculo tiene que salir.

Edu Muruamendiaraz, ayer, en el Teatro Arriaga.

Edu Muruamendiaraz, ayer, en el Teatro Arriaga. (FOTO: PABLO VIÑAS)

Dokumentuaren akzioak