Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Con las espadas en alto

Dokumentuaren akzioak

Con las espadas en alto

La exhibición internacional de 'ezpatadantza' centró la atención en la Euskal Jaia La feria amenizó la mañana en Toribio Etxebarria

Egilea
Félix Morquecho
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Eibar
Mota
Albistea
Data
2006/05/28

Los artesanos respondieron a la llamada de la Euskal Jaia con un despliegue de todo tipo de trabajos. La calle Toribio Etxebarria acogía desde las tradicionales tallas en madera hasta figuras trabajadas en cristal y hierro. También se pudo ver que la artesanía no está reñida con la modernidad, ya que se pudieron ver diferentes tipos de prendas de vestir, y también bolsos propios de las más lanzadas.

Cerca de allí, los puestos instalados por las caseras ofrecían tanto verduras y hortalizas como dulces elaborados en casa. Si no era poco para abrir el apetito, el puesto de talos completaba una oferta perfecta para la mañana de sábado de la Euskal Jaia.

Por la tarde, llegaba un cambio de guión. Las tradicionales danzas que cada año llegan con motivo de esta fiesta, tenían en esta ocasión, la número 41, un elemento especial. Se trataba de la presencia de dos grupos extranjeros, uno belga, Dansgroep Lange Wapper de Amberes y otro francés, In the Kring, de Dunkerque. Ambos ofrecieron danzas con espadas de la zona de Flandes y fueron el aspecto más novedoso de la exhibición.

El otro invitado fue el calor que tostó al público que se dió cita en las gradas de Unzaga. Como en los toros, el tendido de sombra fue el más caro y quedó para los primeros en llegar. Los de un tendido y otro pudieron contemplar toda una variedad de 'ezpatadantza'. Era la intención de los organizadores del Club Deportivo Eibar y el grupo Kezka, reunir diferentes formas de este tipo de danzas, y lo consiguieron.





Hoy, más baile todavía

Los que se quedaron ayer con ganas de más danzas tendrán hoy una nueva ocasión de disfrutar con la actuación de nuevos grupos. Los dos extranjeros serán los únicos que repitan, mientras que el resto serán grupos nuevos. A las 12.00 horas, los grupos partirán de Urkizu en pasacalles y a las 12.30 ofrecerán una exhibición de 'ezpatadantza' en Unzaga.

El grupo Gure Kai de Deba ofrecerá la danza de San Roque, Aurtzaka de Beasain interpretará 'Loinatz ezpatadanza eta Sarian zunzun' y Sustraiak de Legazpia acercará la 'ezpatadanza' de esta población. Junto a ellos estará también una agrupación de dantzaris de la escuela de Kezka, junto con los mayores de su grupo, Txindurri de Ermua y Haritz de Elgoibar, que ofrecerán danzas donostiarras, con música de la fanfarre Ustekabe, que se suma a la celebración de esta fiesta. Otro de los atractivos que no se puede pasar por alto será la presencia de los cántabros Danzantes de Ruiloba, que ofrecerán la danza de las lanzas de la Virgen de Ruiloba.

No faltarán los dantzaris de Dunkerque y Amberes que volverán a ofrecer sus vistosas danzas. Después, la carpa instalada en Unzaga acogerá la tradicional comida de la Euskal Jaia. Por la tarde, la romería de Tapia&Leturia y Jokin animará la plaza de Unzaga desde las 17.00 horas y, como manda la tradición, la fiesta se despedirá con 'larrain-dantza' a las 19.00 horas.


Con las espadas en alto

El grupo In the Kring, llegado desde Dunkerque, fue uno de los que despertó más atención en la exhibición celebrada en Unzaga. [FÉLIX MORQUECHO]

Dokumentuaren akzioak