Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Coloridos bolantes bajo nubes grises

Dokumentuaren akzioak

Coloridos bolantes bajo nubes grises

Espectadores de los pueblos vecinos de Valcarlos llenaron la plaza desde las 10.30. El día comenzó con la tradicional visita al barrio francés de Arnegui y culminó con el 'Axeri ta tupina' en el frontón

Egilea
Erika Jara
Komunikabidea
Diario de Noticias
Tokia
Valcarlos
Mota
Albistea
Data
2005/03/28

El tiempo acompañó en los primeros compases del día, con un sol que lucía entre las escasas nubes blancas. Sin embargo, a lo largo de la mañana, el cielo se empezó a llenar de nubarrones oscuros que perdonaron hasta el último momento del baile en la plaza de Santiago; en ese momento cayeron algunas gotas de agua.



La fiesta para los bolantes luzaidarras comenzó a las 9.30 horas en el barrio de Kasikaburu, donde, tras haber desayunado juntos en los bares de la plaza, realizaron los primeros bailes. A estos les sucedió una visita de cortesía a Arnegui, un barrio del pueblo situado al otro lado de la frontera, tras la cual iniciaron el camino de vuelta al barrio de Pekotxea.



Todavía sin acabar la Santa Misa, un cuarto de hora antes de mediodía, los cuatro lados de la plaza se encontraban abarrotados de impacientes espectadores, y varios bolantes subían y bajaban la calle principal en busca de sus compañeros de dantza para iniciar el pasacalles que les llevaría desde la calle Izaldea a la plaza de Santiago. Esta se llenó de color al realizar su entrada los más de 100 dantzaris de todas las edades, que escenificaron sus más populares bailes entre los acalorados aplausos del público. Comenzaron con el tradicional Musikoak y culminaron con el Baile de la Era.



Tras otro pasacalles y una pausa para recobrar fuerzas en la mesa, la comitiva de dantzaris comenzó otro pasacalles desde el jardín de la casa parroquial hasta el frontón Arretxe, lugar donde, sobre las 17.30 de la tarde volvieron repetir todas sus dantzas y pusieron el broche de oro al día representando el Axeri ta tupina, que rememora la caza del zorro.



el mejor día del año Laida Hualde y Amaia Etxarri, dantzaris de 14 y 15 años respectivamente, conocen muy bien el jolgorio que se apodera de Valcarlos durante las fiestas patronales. A pesar de ello, afirman que el día de los bolantes es aún más divertido: "Hay mucho más ambiente hoy que cualquier día de fiestas, la gente está más emocionada", señaló Etxarri. El dantzari Javier Lapare, de 32 años, lo confirmaba y añadía que "desde que empiezan los ensayos, tres semanas antes del baile, ya se respiran aires de fiesta y empiezan las primeras celebraciones con los amigos".



Y es que esta dantza atrae tanto a adultos como a jóvenes luzaidarras, de tal forma que, en vez de disminuir de año en año el número de dantzaris, como sucede en la tradición popular de otros lugares, ocurre todo lo contrario: "la cantidad de bailarines va en aumento y además, cada vez hay más jóvenes, lo que significa que esta tradición no se va a perder", apuntaba Lapere. Laida Hualde le daba la razón y apuntaba que "los que estudian o trabajan fuera suelen volver los fines de semana, y el baile de los bolantes no se lo pierden nunca". El motivo del fuerte arraigo de esta costumbre lo aporta Marcelino Carrica, dantzari desde hace más de 30 años: "Esta dantza es algo que se lleva dentro desde pequeño. Si has nacido en Valcarlos, has nacido dantzari, cazador o las dos cosas", explicó. Andrea, dantzari de 6 años, daba testimonio de ello. Ayer participó por primera vez en el baile. "Me ha enseñado mi padre, que también baila", subrayaba. Su madre aclaró que "mi marido y su padre son de aquí, y bailan los dos". Añadió que "hay un grupo de chicos del pueblo que les enseñan a los niños a bailar. Van una vez por semana durante los dos o tres meses de antes". Por su parte Andrea tenía la situación bien controlada: "No estoy nada nerviosa, estoy tranquila", aseguró minutos antes de iniciar el pasacalles hacia la plaza de Santiago.



Ella y sus vecinos bailaron un año más por las calles de Valcarlos, manteniendo una tradición que difícilmente se ha de perder.

Dokumentuaren akzioak