Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Celebrando la danza

Dokumentuaren akzioak

Celebrando la danza

Crítica, Gala del Dia Internacional de la Danza

Egilea
Ana Remiro
Komunikabidea
Diario Vasco
Mota
Kritika
Data
2005/04/18

La IX edición de esta Gala conmemorativa del Día Internacional de la Danza se celebró en un ambiente festivo con el auditorio Bastero de Andoain lleno a rebosar de público, público que disfrutó vivamente de las distintas manifestaciones que adquiere esta expresión artística. La Asociación de Profesionales de la Danza de Guipúzcoa supo, una vez más, componer un interesante y variado programa abarcando amplios gustos y estilos con la intervención de nueve compañías que de forma absolutamente desinteresada exponían sus trabajos con la inquietud de contribuir en la celebración de un día tan especial.



Abrió el espectáculo la compañía de tango Jira Bira con una alegre y vistosa milonga que se completó con un tango, enérgico y dinámico, en una armónica y musical interpretación de esta sólida y sincronizada pareja formada por Bakartxo Arabaolaza y Joseba Pagola. A continuación Maruxa Salas acompañada por dos excelentes bailarines interpretó la premiada obra Didenoi que resultó una auténtica delicia tanto en la calidad del movimiento como en la riqueza coreográfica de esta emotiva y sensual pieza. Seguidamente el neofolflore irrumpió en escena de la mano de la compañía Kukai que ofreció dos extractos de su último trabajo. En su búsqueda de formatos actuales para la danza tradicional la coreografía de conjunto sobre el silencio resultó de mayor interés que el dúo presentado que adoleció de un desarrollo demasiado simplista. Para terminar la primera parte, el Ballet En escena de Logroño ofreció un trabajo titulado Variaciones Gottschalk que a pesar de su dinamismo no cuajó evidenciando un nivel excesivamente amateur. Igor Calonge propuso un cortísimo extracto de su pieza Trans en la que apenas pudimos apreciar su calidad como bailarín. Algo similar ocurrió con Amaranta Ausín, componente de UPA Dance, en la que intuímos su fuerza interpretativa en una escueta coreografía. El trabajo de Amaia Navascués al frente de Las bandas de mielina advirtió falta de madurez y resolución coreográfica en un posiblemente interesante planteamiento. Mujer Chelo de Leodan Rodríguez y Gotan de G.Peparini elevaron nuevamente la calidad de la danza en el escenario. Los primeros realizaron un digno y cuidado trabajo en dúo con música en directo mientras que el Joven Ballet de Cámara de Madrid interpretó con rotunda calidad escénica una impactante coreografía defendida con fuerza y garra por todos sus bailarines destacando en especial las interpretaciones de Olga Clavel y Lienz Chang.



Un vez más, felicitamos y agradecemos la labor de esta Asociación que cada año consigue aumentar y fortalecer la difusión y el reconocimiento de la danza, disciplina artística que tan bellos momentos nos proporciona.

Dokumentuaren akzioak