Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Carnaval

Dokumentuaren akzioak

Carnaval

Komunikabidea
Diario de Noticias
Mota
Albistea
Data
2006/01/31

Reunidos los 58 joaldunak que desfilaron ayer, Ituren y Zubieta cumplieron con esta tradición ancestral que forma parte ya, de la historia y cultura popular.



Aunque Ituren y Zubieta celebran juntas el carnaval, ayer fueron los vecinos de Ituren, quienes ejercieron de anfitriones. La cita que reúne a los joaldunak de ambas localidades no se produjo hasta pasado el mediodía, pero en Ituren la fiesta amaneció mucho antes.



En torno a las diez de la mañana el zaguán del Ayuntamiento reunió a los vecinos para el tradicional hamarretako, y es que en esta pequeña villa de Malerreka, como en otros muchos puntos de la geografía navarra, la fiesta implica siempre abundantes banquetes. Tras el almuerzo, da comienzo un laborioso ritual, el de vestir a los joaldunak, que en Ituren se respeta con sumo rigor. Así, llegadas las doce comenzaron los preparativos para caracterizar a estos personajes que encarnan la tradición carnavalesca de este pequeño pueblo.



A la hora de vestir a los joaldunak es necesaria la colaboración de dos personas, y es que todos los pequeños detalles cargan de significado la figura de este emblemático personaje de la cultura popular. Los joaldunak visten camisa blanca y pantalón azul cubierto con enaguas almidonadas. Los pies se cubren con abarcas y gruesas medias de lana, mientras que el cuerpo se envuelve en piel de oveja a la que se amarran, con fuerza, los dos cencerros.



Lo más llamativo, sin embargo, es el gorro que lucen los joaldunak. El ttuntturo , de forma cónica, se decora con vistosas cintas de colores, con trozos de tela pertenecientes a la estola de los curas y con plumas de gallo. Además, este personaje porta en la mano derecha el isopua , realizado a partir de crines de caballo, que es agitado a la largo del desfile.



Como en muchos pueblos y rincones de Navarra el Carnaval de Ituren se envuelve de misterio y supersticiones. Los cuentos de brujería determinaron las tradiciones durante siglos y la historia escribe que este personaje era, para los vecinos de Ituren y Zubieta, una especie de talismán contra los malos espíritus. Así, el sonoro desfile tenía como objetivo ahuyentar del pueblo todos peligros, terrenales o no.



Hoy todas esas leyendas forman parte del pasado, pero la tradición de los joaldunak resiste con fuerza el devenir de los años. Cientos de personas arroparon ayer a la sonora comitiva a través de las calles de Ituren, que tras recibir a los vecinos de Zubieta, reanudaron la marcha. Junto a los 58 joaldunak ( 24 de Ituren, 3 txikis de Ituren, 12 de los barrios de Lasaga y Auritz, 1 txiki, 16 de Zubieta y 2 txikis de Zubieta) numerosas carrozas se sumaron también a la fiesta. Así, los visitantes pudieron disfrutar del esquileo de ovejas, asistir al funeral de una atsotzarra de Zubieta e incluso se vieron sorprendidos por un falso Patrol de la Guardia Civil, que consiguió despistar a más de uno.



A lo largo de la ronda en la que los joaldunak recorren los barrios de Ituren, el mayordomo es quien marca el ritmo. Con el sonido del cuerno que porta este tradicional personaje se dirigió a la comitiva. Ésta desfiló de una manera muy ordenada, en dos hileras iguales. Entre todos los hombres, sólo una niña se atrevió a cargar con el peso de los cencerros para sumarse a la tradición, que durante años fue lejana a la mujer.



Además de un numeroso público personalidades de la política y la cultura vasco-navarras quisieron sumarse a la fiesta. Así, Maiorga Ramírez, presidente de EA en Navarra, y Andrés Iñigo, miembro de Euskaltzaindia, disfrutaron de esta fiesta y sus tradiciones.



Joaldunak y zAnPANTZAR Durante años los términos zanpantzar y joaldunak han sido utilizados indistintamente, pero Lázaro Erreguerena, miembro de los joaldunak de Ituren, aclaraba que "la aplicación del nombre zanpantzar a los joaldunak ha sido efectuada muy recientemente (a partir de la década de 1960) por personas ajenas a los pueblos de Ituren y Zubieta, como consecuencia de intentar buscar semejanzas o paralelismos del joaldun con otros personajes del folclore vasco". La denominación zanpantzar,sin embargo, no tiene tradición alguna en ambos pueblos, que no han conocido ni utilizado otro nombre que el de joaldun para denominar a su personaje.

Dokumentuaren akzioak