Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Bodas de oro a ritmo de arin-arin

Dokumentuaren akzioak

Bodas de oro a ritmo de arin-arin

Murixka Dantza Taldea culmina este sábado los actos de celebración de su 50 aniversario con un festival en Lezo, su localidad de origen

Egilea
Elena Viñas
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Oarsoaldea
Mota
Albistea
Data
2007/11/22

De esta forma, nacía en 1967 el grupo Allerru, anterior nombre de Murixka. Sus integrantes llevaron su amor por la danza a diferentes poblaciones hasta que el paso del tiempo cesaba toda actividad. Hubo que esperar a 1982 para que la formación renaciese de sus cenizas dispuesta a recuperar su esencia.

Ocho años más tarde, el nuevo grupo se consolidaba bautizándose entonces como Murixka. En la actualidad, bajo ese nombre se agrupa cerca de un centenar de personas cuyas edades oscilan entre los 5 y los 30 años. Todos ellas se esfuerzan por dar a conocer sus coreografías tanto en el País Vasco como en otras regiones de España, e incluso no han dudado en cruzar fronteras con el fin de llevar su arte hasta Francia, Portugal y Estonia.

Más recientemente también ha tomado parte en concursos celebrados al otro lado del Atlántico, concretamente en México. Hasta allí ha llevado los bailes más característicos del folclore guipuzcoana, aunque sin dejar de lado los originarios de otros rincones de Euskal Herria. Desde Álava a Vizcaya, pasando por Navarra, Lapurdi o Zuberoa.

Entre sus hitos destacan los éxitos que han cosechado en los diferentes campeonatos de nivel de suelto, aurresku y soinu-zahar en los que los dantzaris de Murixka han tomado parte a lo largo de sus 50 años de trayectoria artística. En ellos han conseguido hacerse con un nada despreciable palmarés, al que han contribuido las distinciones logradas por las parejas formadas por Juanito Sarriegi y Lourdes Lopetegi, Iban Agote e Iraultza Garmendia, y José Juan Ugalde y Lourdes Esnaola.

Tradición y modernidad

Para conmemorar su medio siglo de existencia, Murixka celebrará el sábado un festival en el polideportivo de Lezo. Será a partir de las diez de la noche cuando sus integrantes saldrán al improvisado escenario dispuestos a ofrecer una selección de su variado repertorio. Según ha explicado a DV Aritz Salamanca, director artístico del grupo, «tenemos pensado representar bailes tradicionales y otras coreografías de corte también tradicional pero de tendencia más moderna».

Entre 100 y 120 dantzaris compartirán protagonismo por un día. «Habrá dantzaris actuales y dantzaris de otros tiempos, lo que permitirá juntar a gente que tiene desde 5 años de edad hasta 60», señala Aritz, mientras hace hincapié en lo emocionante del encuentro.

A ellos se sumarán, además, músicos y otros colaboradores, consiguiendo reunir a un total de 200 personas en un mismo festival, algo que sin duda no olvidarán los homenajeados ni tampoco quienes acudan como público a este espectáculo, para el que se anuncia entrada gratuita.

Un año de fiesta

Con esta multitudinaria actuación culmina el programa de actos que Murixka ha llevado a cabo desde principios de año con motivo de sus bodas de oro.

«Hemos organizado una comida popular, diversas jornadas y exposiciones», afirma su director artístico, quien añade que el festival previsto para el sábado pretende ser la «guinda», el «colofón a un aniversario que logrará juntar a muchos de los dantzaris que han pasado por nuestro grupo».

Aritz recuerda que, desde su fundación, «Murixka no ha interrumpido en ningún momento su labor en Lezo» y asegura que «ya antes de la guerra tuvo cierta actividad».

En su opinión, «lo más importante es la evolución que ha experimentado el grupo», ya que «ha conseguido pasar de una decena de parejas, en sus inicios, a las 70 ó 75 personas que reúne hoy en día, sin olvidar su academia».

Bodas de oro a ritmo de arin-arin
Componentes de Murixka Dantza Taldea durante la presentación de los actos de su cincuenta aniversario en Lezo. [ARIZMENDI]

Dokumentuaren akzioak