Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Berriz homenajeará a los 'danbolitteros' Amezua este sábado

Dokumentuaren akzioak

Berriz homenajeará a los 'danbolitteros' Amezua este sábado

El 4 de abril se conmemoraron 250 años del nacimiento del primer txistulari municipal. El Ayuntamiento y Gerediaga Elkartea han programado diversos actos en recuerdo de las cinco generaciones.

Egilea
Iban Gorriti
Komunikabidea
Deia
Tokia
Berriz
Mota
Albistea
Data
2008/05/08

Por este motivo, este sábado, a partir de las 20.00 horas se rendirá un homenaje en la nueva casa de cultura. El acto lo han organizado el Ayuntamiento y Gerediaga Elkartea con la colaboración de la Asociación de Txistularis del Duranguesado, los grupos de baile de Berriz Iremiñe y San Lorentzo, y Bizkaiko Dantzarien Biltzarra.

El homenajes dará comienzo con una breve historia sobre la familia Amezua bajo el título Amezuatarrei buruz hitz bi... A continuación, se escuchará una grabación de hace tres décadas interpretada por Serafín Amezua. Y de la música, se pasará a las danzas. En la década de los 20, Manuel Intxausti se dedico a recopilar las tradiciones y bailes por toda Euskal Herria mediante filmaciones. Trabajo que realizó en colaboración con Eusko Ikaskuntza.

Entre las filmaciones, aparecen algunos dantzaris de Berriz, mientras son miembros de la familia Amezua los que tocan el txistu y tamboril. Es una grabación de cuatro minutos que se conserva en la Filmoteca Vasca y que se proyectará en el acto-homenaje. "Es la grabación más antigua de la ezpatadantza en Durangaldea", enfatizó Jon Irazabal, de Gerediaga.

Mientras los txistularis del Duranguesado interpretan piezas del dantzari-dantza, el público podrá cantar los bertsos que en Berriz, Mañaria o más pueblos se cantaban con la melodía de los bailes.

No hay demasiados datos sobre los Amezua. La primera mención sobre la familia data de 1814 en los libros de cuentas de Berriz. Juan Bautista Amezua Lasuen nació el 4 de abril de 1758. Juan Domingo Amezua Gallastegui nació el 14 de julio de 1805. Anualmente, recibía 460 reales.

Francisco María Amezua Mallabiabarrena comenzó como atabalero. En las Euskal Jaiak de 1891 acudieron a Iurreta, entre otros, Antoine Abbadie y Sabino Arana. Arana escribió, que tras oír tocar al txistulari Amezua, se inspiró para hacer la Euzko abendaren ereserkia. Hipólito Amezua Agirre con 75 años le dejó el oficio a su hijo Serafín Amezua Usaola, fallecido en el año 1973.

 

Irazabal, Azpitarte, Amezua y Narbaiza comparecieron ayer con el atabal de Serafín Amezua. Foto: IBAN GORRITI

Dokumentuaren akzioak