Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Baztandarren Biltzarra Festivo desfile de carrozas, música y color

Dokumentuaren akzioak

Baztandarren Biltzarra Festivo desfile de carrozas, música y color

Egilea
Katrin Pereda/ Iurre Bidegain
Komunikabidea
Noticias de Navarra
Tokia
Baztan
Mota
Albistea
Data
2010/07/18

una cuadrilla de amigos comiendo, una jugadora de golf a punto de dar el último golpe o el Papa Juan XXIII saludando al público fueron algunos de los personajes que se representaron en las 21 carrozas que salieron a la calle para celebrar la 47 edición de Baztandarren Biltzarra en Elizondo. Con una temperatura media de 25 grados, el Valle de Baztan volvió a unirse para rememorar antiguas historias, costumbres o denunciar acciones poco populares. Todo para cumplir el objetivo, vivir la fiesta.

Poco antes de comenzar el desfile, miles de personas, en su mayoría familias con sus txikis vestidos de caseros, llenaban las calles expectantes. Mientras, varias voluntarias repartían 4.000 folletos en los que se detallaba la composición de cada carroza. El acto comenzó con puntualidad y los ocho miembros del grupo Iturengo Joaldunak fueron los encargados de iniciar el desfile aportando ritmo y color a la calle. Detrás, altas, se erigían la bandera de Navarra, Baztan y la Ikurriña. Les seguían los doce integrantes de Baztango Dantzariak con los Iruñeko Gaiteroak. Sólo unos metros detrás, la primera carroza, de Almandoz, representaba su escena: trabajadores recogiendo castañas y guardándolas para la primavera. Así, una tras una, fueron desfilando las carrozas, intercaladas por grupos de dantzaris y txistus.

"Habemus papam" Distintas representaciones de la vida cotidiana tomaron forma. La carroza de Irurita protagonizó el día de San Gil, donde los pastores dejan a un lado su trabajo y se juntan para hacer una comida popular. Otras, cinco en concreto, optaron por la reivindicación. Así fue el caso de Lekaroz, Erratzu y la plataforma de Aroztegia que denunciaban la creación de un campo de golf, un hotel y 252 casas en Lekaroz. Amaiur criticó que, a pesar de que la mayoría de los habitantes del pueblo mostraran su rechazo a la cantera, el Ayuntamiento no les hizo caso. También hubo espacio para la historia. La carroza de Oronoz representó la vez en que sus vecinos fueron a ver al Papa de Roma para pedirle la construcción de una iglesia en el pueblo. Tan veraz resultó la representación, con un papa móvil incluido y un José Luis Zazpe muy metido en su papel de Juan XXIII, que se alzó con el primer premio, de 500 euros, y tras conseguir 122"5 puntos por parte del jurado (formado por un representante de cada pueblo). El segundo premio, de 350 euros, fue compartido entre Ziga y Elizondo. Ambos consiguieron 122 puntos. Mientras Ziga apostó por escenificar la gripe que asoló a Baztan en 1918 en la que Queipo de Llano, ministro, y Jimeno, el inspector de Navarra, acudieron para aportar soluciones. Por su parte, Aise, de Elizondo, se llevó el segundo premio con su "Infernuko Errota": la Guardia Civil vigilaba los molinos para controlar los impuestos, e Infernuko errota fue la única que salvó la vigilancia. Por último, el tercer premió, de 200 euros, y con 119´5 puntos, recayó en Elbete, que representó cómo a principios del siglo XX el pueblo contó con una tejería por la familia de la casa Jarola.

números premiados Como novedad no se realizó ninguna parada frente a la Casa Consistorial por las obras de la plaza de los Fueros. El desfile finalizó en la plaza Laxoa donde Mari Carmen Irungarai y Jon Barberena explicaban el motivo de cada carroza. Posteriormente, se bailó conjuntamente la Mutildantza, y se reunieron 1.500 comensales para comer. La sobremesa estuvo amenizada por un festival de bertsolaris y danzas. Los números premiados fueron: el primero 7445, si en quince días no aparece el ganador, el premio sería para el 7388 y, si sigue quedando desierto, pasaría al 6261. Una verbena en la plaza Laxoa cerró la 47 edición del Baztandarren Biltzarra.

Dokumentuaren akzioak