Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Barañáin, una coctelera de danza

Dokumentuaren akzioak

Barañáin, una coctelera de danza

Egilea
Nerea Alejos
Komunikabidea
Diario de Navarra
Tokia
Pamplona
Mota
Albistea
Data
2009/04/27

 

 

LA sala principal del Auditorio Barañáin se llenó de adeptos a la danza. Un total de 550 personas acudieron ayer por la tarde para disfrutar de la veintena de coreografías que diez grupos de baile de Navarra dedicaron para festejar por adelantado el Día Internacional de la Danza, que se celebra el miércoles. Más de 150 bailarines participaron en un espectáculo de dos horas de duración que sirvieron para demostrar la cantidad de lenguajes a los que se abre la danza.

La gala contó con un invitado estrella, el bailarín Iñaki Urrutia, de Elizondo, que ha pasado por compañías tan prestigiosas como el English National Ballet. Él protagonizó los primeros minutos del espectáculo, acompañado por la bailarina Kyara Ramírez, con la que se compenetró en Paso a dos

, de estilo neoclásico. La pareja no permaneció ni cinco minutos sobre el escenario, brevedad que se trasladó a la mayoría de las actuaciones.

La mítica Habanera de la ópera Carmensirvió para ambientar la coreografía infantil que exhibió el grupo Revuelo, donde ocho niñas salieron al escenario con mantones de color rojo cuyo movimiento aportaba mucha vistosidad. No era fácil manejarlos, y una de las pequeñas acabó envuelta por su propio mantón, que se le quedó enrollado como si llevara un palestino, lo que hizo que el público se riera. A la coreografía se unió un niño caracterizado de torero que dejó su capote sobre el escenario. Durante la gala se alternaron los estilos clásicos, como el ballet de tutú, con versiones modernizadas, como el tango titulado Bajo fondoque interpretó una pareja de bailarines de la Escuela de Danza Ravel.

La danza oriental se abrió un hueco con la espectacular puesta en escena de Alas en la noche, que convirtió a la bailarina en una especie de mariposa que agitaba sus Alas de Isis, un accesorio que le está ganando terreno al velo. Los aires flamencos volvieron para fusionarse con una guajira en Paseando por La Habana, que contó con la actuación de ocho bailarinas del grupo Revuelo que portaban un abanico rojo. Mientras, en el escenario se proyectaron imágenes de La Habana.

La academia de baile Eva Espuelas mostró una de las coreografías más elaboradas en Un regalo para ti.Colocaron cuatro grandes paquetes de regalo sobre el escenario que se convirtieron en la excusa para mostrar una variedad de estilos, incluido el juego de brazos inspirado en las imágenes de los dioses hindúes. La Fundación Atena mostró dos coreografías de su Psicoballet, formado por personas con discapacidad. El homenaje a la danza no se podía olvidar de un género tan popular como el musical, que concentró al más numeroso grupo de bailarinas -más de veinte-, con un número de Fama. La gala se despidió con capoeira, pero el de ayer sólo fue el primer capítulo. El miércoles, Día Internacional de la Danza, la calle se convertirá en el escenario en el que actuarán unos 200 bailarines, entre Carlos III y Roncesvalles.

baranain-coctelera-danza

Seis bailarinas de la Escuela de Danza Andrés Beraza intervienen en la coreografía Concierto Barroco, de estilo neoclásico. CORDOVILLA

Dokumentuaren akzioak