Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Bailes vascos bajo cubierta

Dokumentuaren akzioak

Bailes vascos bajo cubierta

Egilea
O. C. Fernández
Komunikabidea
El Correo
Tokia
Bergara
Mota
Albistea
Data
2002/05/12

Bergara vivió ayer una jornada festiva dedicada por completo a las danzas y la música euskaldun. Sin embargo, una incesante lluvia deslució por completo lo que pretendía ser un auténtico espectáculo de folklore vasco esparcido por todos los rincones de la villa bergaresa.



Alrededor de 100 dantzaris llegaban ayer al municipio, con la firme intención de recorrer el pueblo danza tras danza y celebrar una nueva edición del popular Jalgi Hadi Dantzara .



Pero la presencia de la lluvia, los arrinconó a cubierto bajo los soportales de Simón Arrieta, la Plaza San Martín, o el improvisado escenario de Bideberri. «Esperemos que no llueva, porque nos hemos gastado en organizar esta fiesta tres millones de pesetas y puede que todo se fastidie por culpa del agua», adelantaba la víspera, Noemí Larrañaga, una de las organizadoras. Y desde luego, se cumplieron los peores pronósticos.



Pero la fiesta, con agua y con todo, siguió su curso y la música y el buen ánimo de los participantes no se vieron mermados en ningún momento.



Moisés Aspiazu



«Nos hemos reunido en esta romería dantzaris de las siete provincias vascas. Y en particular desde Moisés Aspiazu hemos acudido a bailar tres grupos con distintas coreografías. Una para las generaciones más veteranas, que tienen entre 32 y 50 años, otra para los que tienen de 22 a 30 años, y otra para los pequeños, de hasta 16 años», explicaba Larrañaga, miembro del grupo local de danza Moisés Aspiazu.



También este grupo, como organizadores de la fiesta, -junto a la Asociación de Padres Abarka Dantza Elkartea y Euskal Dantzarien Biltzarra-, quiso poner a la jornada el broche final con la actuación de la pareja más veterana del grupo, Aintzane Arana y Dani Aspiazu, la más pequeña del grupo, Jon Aranzabal y Uxue Olaziregi, los actuales ganadores del Campeonato de Euskadi, Maite Lazkano y Asier Ena, y los ganadores en la categoría de menores de 15 años, Alex Torre y Josune Fernández.



Este grupo de danza se ha involucrado de los pies a la cabeza en la celebración de esta fiesta, organizando incluso clases de baile gratuitas para animar a participar en esta jornada a todos los vecinos del municipio bergarés.



Fandango y Arin-arin



A lo largo del día de ayer fueron numerosas las danzas que desfilaron por la villa, principalmente el Fandango y el Arin-arin .



«Se pueden ver bailes típicos de cada provincia, como la jota de Arratia, de Vizcaya, por citar alguno. Pero, sobre todo es el Fandango y Arin-arin , aunque en sus distintas modalidades, porque, por ejemplo, en Navarra y en Guipúzcoa, se baila de manera muy distinta. Y luego por la tarde, estará en la plaza, Patxi y el grupo Batbiru, que vienen desde Iparralde, y que ponen a bailar a todos los espectadores. Va a ser muy divertido», adelantaba Larrañaga.



La comida popular, a las 14.30 horas, en el patio de columnas del Seminario, reunió a más de 300 personas, entre dantzaris y organizadores, que nuevamente abordaron las calles de la villa, a partir de las 18.00 horas, animados por trikitilaris, y alegres charangas.



La celebración del Jalgi Hadi Dantzara se ha querido traer este año hasta Bergara coincidiendo con la XXV edición del campeonato de Euskadi de Baile para parejas jóvenes.



Fomentar las romerías



Como apuntaba Larrañaga, «el principal objetivo de esta festividad, de esta romería vasca, es dar al baile su lugar, su txoko , dentro del folklore euskaldun. A lo largo de estos últimos 20 años, Moisés Aspiazu, como grupo de danza, siempre se ha dirigido a enseñar a bailar, pero a nivel de campeonatos, y la romería como tal está desaparecida. Es decir, ya no existe el baile vasco para acudir a bailar a la plaza, como antiguamente, sino solamente para exhibirlo en competiciones. Y este es el esquema que pretendemos romper, y fomentar un poco el tema de las romerías tradicionales. Es lo mismo que ha ocurrido con los bertsolaris, que estuvieron unos años un tanto aparcados pero que ahora de nuevo cuentan con popularidad».



La celebración de esta popular romería, que pretende ser itinerante, volverá dentro de dos años, visitando en esa ocasión la localidad vizcaína de Abadiño.



Sin embargo, también en Bergara se le quiere dar una continuidad en los próximos años.



«Queremos seguir celebrando este tipo de romería aquí, en Bergara, aunque, por supuesto, no tendrá las dimensiones de ésta, sino que será a un nivel local o comarcal, para todo el valle de Deba, y tampoco tendrá el lema de este año sino el de Bergarako Erromerixa , por ejemplo, pero lo importante es darle una continuidad, y que todo esto no quede en el olvido», expresaba Larrañaga.



La romería se prolongó ayer hasta la madrugada con la actuación por la noche de los grupos Eztanda y Trikizio.



Participantes: Más de 300 dantzaris y músicos de todas las provincias vascas.



Exhibición: A lo largo de todo el día fueron numerosas las danzas que desfilaron por la villa. Principalmente, Fandango y Arin arin .



Objetivo: Otorgar al baile vasco, a la romería, su lugar dentro del folclore euskaldun.



Próxima celebración: Pretende ser itinerante y volverá dentro de dos años a la localidad vizcaína de Abadiño.

Dokumentuaren akzioak