Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Bailes entre amigos

Dokumentuaren akzioak

Bailes entre amigos

Egilea
Elixane Castresana
Komunikabidea
Deia
Tokia
Enkarterri
Mota
Albistea
Data
2011/10/13
Lotura
Deia

No paran quietos. Ni las golosinas frenan la actividad de un grupo de niños de entre cuatro y seis años que acaban de salir del colegio. Pero, de repente, sucede lo imposible: todos se mueven al ritmo que marca la música. La que suena en los cursos del grupo de dantzas Gazte Berri. Aproximadamente medio centenar de personas acude los viernes por la tarde a la kultur etxea de Sodupe para aprender los bailes vascos más tradicionales.

Esther Iñarritu les enseña con paciencia cómo ejecutar los pasos. Ella los conoce bien, puesto que en su día fue alumna de Gazte Berri. Guarda entrañables recuerdos de las horas de ensayos en compañía de los nuevos amigos que hizo gracias a las dantzas y las excursiones los fines de semana por Enkarterri y Laudio para bailar. Las comidas en polideportivos o en casa de otros compañeros con los que comparte afición son experiencias que marcaron su infancia y juventud. "Hoy los padres que en su día bailamos llevamos a nuestros hijos a clase, ellos han cogido el relevo", dice muy orgullosa.

Sodupe es el centro de reunión al que acuden los jóvenes dantzaris de Güeñes, Gordexola, Alonsotegi u Okondo desde edades muy tempranas y animados por sus padres. "Normalmente empiezan a los cuatro años", apunta. Pronto le toman cariño a la actividad, muy alejada en su contenido y filosofía de otras extraescolares. "Se lo pasan en grande y además hacen amistades entre los niños de otros colegios, algo que les viene muy bien", cuenta la monitora.

Cada año empiezan las clases entre veinte y treinta niños nuevos con ganas de progresar y emular a los compañeros más veteranos. "Ven las cintas y los aros y enseguida lo piden", confiesa. Pero es mejor ir paso a paso, nunca mejor dicho. Aunque a veces les cuesta mantener la concentración, los pequeños aprenden los movimientos con rapidez.

Euskera fuera de clase Y para que las dantzas no se queden en clase, Esther les anima a escuchar música en euskera. "Es muy importante aprender nuestra cultura. Yo empecé a bailar a los ocho años, cuando la dictadura lo prohibía. Entonces era crucial para que no desapareciera nuestra historia, pero ahora también", defiende.

Conforme van creciendo, los alumnos por fin ejecutan las coreografías con aros y cintas. Sin embargo, los grupos se reducen por la marcha de algunos dantzaris. Se repite lo que sucede con deportes minoritarios y otras actividades. El fútbol es una competencia contra la que no pueden luchar. "Entre las dantzas y el fútbol, siempre gana el fútbol. Por ello, a partir de ciertas edades se nota que hay más chicas bailando que chicos", resume.

Pero eso no ha hecho peligrar la existencia de Gazte Berri en sus más de tres décadas de trayectoria. Los monitores tienen gran parte de la culpa de que el grupo siga con más fuerza que nunca. Ellos y ellas sacrifican su tiempo libre no solo durante los ensayos los viernes por la tarde, sino también en las salidas para bailar en las localidades de los alrededores. "A partir de marzo, cuando empieza a mejorar el tiempo, hacemos excursiones casi todos los fines de semana", adelanta. "Aunque hay que reconocer que vamos muy a gusto", añade.

De momento, se centrarán en la preparación de una de las citas más cruciales del año, sobre todo para los más pequeños. La representación que se lleva a cabo para recibir al Olentzero en Navidad supondrá su debut oficial fuera del aula de la kultur etxea y ante sus familiares. "Para ellos es algo mágico", expresa Esther Iñarritu. Después, llegarán los carnavales. Otros años los alumnos de Gazte Berri han bailado la coreografía del famoso carnaval de Lantz. "A pesar de que nos centramos en las dantzas más clásicas, no cerramos las puertas a las últimas novedades", afirma.

A lo largo de todo un curso escolar -Gazte Berri cierra las puertas de la kultur etxea en junio- los cuatro grupos que coordina Esther tienen tiempo de dominar todos los estilos posibles.

El grupo Gazte Berri de Sodupe sigue formando a los jóvenes dantzaris

El grupo Gazte Berri de Sodupe sigue formando a los jóvenes dantzaris (E.CASTRESANA)

Dokumentuaren akzioak