Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Bailes en el día del patrón, San Esteban

Dokumentuaren akzioak

Bailes en el día del patrón, San Esteban

Egilea
Aitor Arotzena
Komunikabidea
Noticias de Navarra
Tokia
Bera
Mota
Albistea
Data
2010/08/04

El Baile de la Bandera, tradicional en Bera el día del Corpus, se bailó por primera vez el día de San Esteban del año pasado. Y como las novedades se convierten en tradición al cabo del tiempo, este año Rafa Etxeberria bailó la bandera local por segunda vez tras la misa. Antes, las autoridades municipales, con el alcalde Josu Iratzoki a la cabeza, acompañado por el resto de corporativos, el párroco Luis Aizpuru, el abanderado Rafa Etxeberria, la alabardera Marisol Taberna y la pequeña Julia Artieda Vila, que ejercía de paje, junto con los txistularis y dantzaris del Gure Txokoa, realizaron el trayecto entre el Ayuntamiento y la iglesia de San Esteban. Tras la misa, la comitiva oficial desandó el recorrido hasta el ayuntamiento, pero antes de izarla al balcón principal, el concejal Rafa Etxeberria bailó la bandera, al son de los txistularis, tras dejar el fajín y demás atributos en manos de Julia Artieda y el sombrero a su sobrino Aimar Etxeberria, que acompañaba al edil porque le hacía ilusión en su último año de legislatura. Tras el corto baile mirando a la iglesia, recibió el aplauso de los beratarras que llenaban la plaza.

Tras izar definitivamente la bandera en el ayuntamiento, los mayores del Gure Txokoa bailaron la Bordondantza, con Iñaki Eskudero Olaziregi al frente. Junto a él, bailaron la Bordondantza Iñigo Erkizia, Jon de la Cruz, Xabier Altzuri, Mikel Goienetxe, Mikel Agara, Ibai Iturria, Jon Irazoki, Imanol Moreno, Julen Baleztena, Patxi Castillo, Mikel Morcillo, Iñaki Eskudero, Iñigo Arana, Asier Andueza y los noveles Javier Pikabea e Ibon Erdozain, que con 15 años bailaban por la mañana por primera vez, tras estrenarse en el Aurresku del año pasado.

Para Iñaki Eskudero, que precisamente cumplirá 23 años hoy, la Bordondantza es un baile duro, porque "hay que tirar de todos los compañeros y conforme el baile se alarga, los compañeros cada vez tiran más". Aunque casi todos los dan-tzaris rondan la misma edad, en el puesto de delante se van turnando por orden de experiencia. "Creo que hemos pasado todos los de mi edad -señalaba Eskudero- y el año que viene le tocará a uno más joven". Al ser unos bailes que han mamado desde pequeños, tampoco realizan demasiados ensayos y empiezan a juntarse un par de semanas antes.

Tras la Bordondantza, llegó el turno de las Makildantzak de Bera. En estos bailes, se mezclan el grupo de los mayores con los más pequeños, más de 40 dantzaris. El propio Iñaki Eskudero y Jon de la Cruz daban los últimos consejos y realizaban un pequeño ensayo antes de que finalizara la misa. Y es que el día de San Esteban, como el festival de la víspera, es el examen final de los pequeños dantzaris que ensayan durante todo el año. En Bera se bailan diez Makildantzak, entre las que están las llamadas Mitzeltene, Mutildantza, Hiru Txito o Zagidantza. Aunque el suelo estaba mojado y todos acabaron con las espartzinas empapadas e incluso, alguno sin el calzado, los dantzaris de todas las edades recibieron un caluroso aplauso cuando finalizaron con su tarea. Tras los bailes, mientras dantzaris y autoridades daban buena cuenta de un lunch preparado por el Ayuntamiento, los bertsolaris Andoni Egaña y Sebastian Lizaso cantaron desde el balcón del Ayuntamiento.

Aurresku vespertino Tras la comida, fue el turno del Aurresku que ofrecen los dantzaris del Gure Txokoa. Además de los chicos que bailaron a la mañana, también lo hizo Ander Rodríguez. Imanol Moreno y Asier Andueza fueron los capitanes, y bailaron el Aurresku a las capitanas de las chicas, Leire Barrutia e Ixone Telletxea. Junto a ellas, participaron en el baile Amaia Izquierdo, Ainara Velez, Amaia Espinosa, Gurutze Andueza, Estibaliz Sanchez, Izaskun Zubieta, Ainhoa Lanz, Ainhoa Retegi, Idoia Irazoki, Aitziber Esnaola y las tres debutantes, Maddalen Jiménez, Izaskun Agara y Eila Sagastibeltza. Una de las chicas capitanas, Leire Barrutia este año, tiene una especial responsabilidad la tarde de San Esteban, ya que invita en su domicilio a café al resto de las chicas y a los dos capitanes y los txistularis. Tras el café y refrigerio, van en kalejira hasta la plaza para bailar.

Los dantzaris del Gure Txokoa en pleno baile.

Los dantzaris del Gure Txokoa en pleno baile. (AITOR AROTZENA)

l

Galería Noticia

Dokumentuaren akzioak