Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Baile de la Bandera y Trapatan

Dokumentuaren akzioak

Baile de la Bandera y Trapatan

Egilea
Alicia del Castillo
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Doneztebe
Mota
Albistea
Data
2011/06/30
Lotura
Diario Vasco
La mañana de ayer fue el momento más importante de las fiestas de Doneztebe para muchos de sus vecinos.
El Día del Patron, la jornada comenzó en la Iglesia, donde cientos de vecinos se reunieron para escuchar la Misa Mayor en honor a San Pedro, cantada por la Coral Mendi Abesbatza, que interpretó la 'Missa Secunda Pontrificalis' del prebistero Lorenzo Perosi, 'Tu es Petrus' de Hilarion Eslava y 'Agur Doneztebe', del vecino José Antonio Irigoyen.
Baile de la Bandera
A su término los actos se trasladaron al exterior de la parroquia, donde un año más Eduardo Almandoz bailó la bandera de la localidad al ritmo del txistu que tocaba Itziar Irigoien y con Oscar Mindeguia al tambor, ante la atenta mirada de las autoridades locales y de cientos de vecinos.
Este es el noveno año que interpreta el baile. Antes que él lo hicieron Juan Luis Odriozola durante 17 años y que ayer no se perdía el momento como espectador, y su padre, Federico Odriozola, que la bailó durante 25 años.
Trapatan
Tras él, un grupo de diez parejas de dantzaris del C. D. Erreka tomó el relevo, para bailar el Trapatan, la dantza doneztebarra por excelencia, perdida durante años, pero recuperada afortunadamente y que en la actualidad goza de buena salud.
Su nombre es una onomatopeya de los pasos que marcan los hombres, los grandes protagonistas de este baile, una 'dantza luzea' o 'soka dantza' que sólo se baila en Doneztebe. «Se trata de un baile de cortejo», señalaba Juan Ramón Ostiz, uno de los mayordomos, junto a Tomás Sanz, Josune Gago y Maialen Zamorano.
«Comienza con un saludo, después con el zortziko de los hombres, que salen a buscar a las mozas y después se hacen los puentes -cuando pasan por debajo de los pañuelos- que debía ser una especie de criba para ver quién bailaba y quién no. Tras la soka dantza llega el momento de la competición, que básicamente consiste en ver quien salta más y mejor». Con sus saltos prácticamente alcanzan el otro lado de la plaza situada junto a la iglesia. Y para terminar, se baila la jotay la porrusalda. Los mayordomos son los que abren y cierran la dantza, «los que dirigen el baile».
Al término del Trapatan comenzaba a llover ligeramente. Era el momento en el que dantzaris y txistularis acompañaban a las autoridades hasta el ayuntamiento donde un año más se ofreció un aperitivo.
Precisamente debido a la lluvia, ni la víspera ni tampoco ayer por la mañana pudo salir la comparsa de gigantes y cabezudos.
Por la tarde se disputaba un campeonato de mus y el grupo de dan-tzaris del C. D. Erreka ofrecía una exhibición de dantzas tradicionales en el frontón Bear Zana.
La verbena corría a cargo del grupo Laiotz y al atardecer en el frontón Bear Zana se lanzaban bombas japonesas y estaba previsto también que saliera el toro de fuego.
La txaranga Coroco fue la encargada de la animación de las calles durante toda la jornada.
Baile de la Bandera y Trapatan

Eduardo Almandoz interpretó ayer el Baile de la Bandera ante la atenta mirada de sus vecinos :: FOTOS A.D.C.

Baile de la Bandera y Trapatan

Las dantzaris locales, con mantones.

Baile de la Bandera y Trapatan

Momento del Trapatan en el que los 'mozos' se retan a saltar.

Baile de la Bandera y Trapatan

Los vecinos, atentos a las dantzas.

 

Dokumentuaren akzioak