Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Azadas y txistus en las calles de Deba

Dokumentuaren akzioak

Azadas y txistus en las calles de Deba

El Día del Marinero reunió ayer a cientos de debarras que no quisieron perderse la tradicional 'Jorrai-Dantza' que estuvo animada por txistularis y canciones populares

Egilea
Manuela Díaz
Komunikabidea
El Correo
Mota
Albistea
Data
2007/08/18

En cada rincón de la villa marinera, sonó la 'Jorrai-Dantza' o 'Danza de las Azadas'. Los capitanes bailan el zortziko, primero uno y seguidamente el otro. A continuación capitanes, dantzaris y portadores de odres golpearon el suelo y los odres con las azadas.

Un movimiento, que según explicó Andoni Iriondo, coordinador de Gure Kai, «significa el trabajo y golpean el suelo pidiendo agua». Los pellejos u odres son el símbolo de la fiesta y el vino, un caldo que repartían a su paso los miembros del grupo debarra.

Pese al estancamiento que sufre la dantza hoy, Gure Kai, compuesto por 40 bailarines activos y medio centenar de niños que aprenden en la dantza eskola, constituyó en 2006 una cofradía para incorporar a los antiguos dantzaris. También está ultimando sus trabajos de investigación de la 'Debako ezpatadantza' o 'San Roke dantza' y que saldrán en vídeo.

Gigantes y cabezudos

Junto Gure Kai, tras el txistu y el tambor se encuentran los txistularis de 'Kalez-kale'. Media docena de incombustibles jóvenes que recorren las calles mañana y tarde durante los siete días que dura la fiesta.

Este año, como novedad, el grupo de canto 'Kardantxuloen Kantua' se sumó al recorrido de las azadas y cantó 'Egia da, egia da', 'Isil-isilik' o 'Boga, boga' entre las 18 canciones marineras y «muy populares» que entonaron.

Los debarras, alguno que otro con el cancionero que repartía 'Kardantxuloen Kantua', se sumaron a sus voces, guitarras, acordeones y otros instrumentos de percusión. «Llevamos cantando desde las seis y media, con la diana, porque en las fiestas también hay que madrugar», comentó Ainhoa Agirrebaltzategia, una de las fundadoras del grupo, que se constituyó el año pasado.

La Comparsa de Gigantes y Cabezudos, acompañada como siempre de los Dulzaineros de Estella, salió ayer a la una de la tarde, pese a que desde las 11.30 horas -como se indicaba en el programa- varios niños les esperaban en la Plaza Zaharra.

Las imágenes del Rey, la Reina, Izaga, Carlosmonte, Salvador Martínez y Juan Carlos Duñabeitia, realizaron una demostración del baile a gran altura.

Pese a la dificultad de los movimientos, Joseba Sagarna, gigante del grupo, constituido por 18 adultos y una decena de menores de entre 8 y 12 años, asegura que «sólo se necesitan ganas».

Sagarna adelantó que el próximo lunes ofrecerán un festival especial con la Banda de Música de Deba y los Gaiteros de Estella. Estos últimos han compuesto para la comparsa debarra cuatro piezas: dos valses, el de Izaga y el de Carlosmonte, que estrenaron en el festival de Azpeitia del pasado mes de julio, y -las danzarán gigantes y cabezudos al mismo tiempo- una jota, 'la del engaño', y el 'Debako Erraldoiak'.

Azadas y txistus en las calles de Deba
'JORRAI DANTZA'. Numeroso público siguió las danzas que interpretó el grupo Gure Kai durante el Día del Marinero de los 'Sanrokes'. / M. E.

Dokumentuaren akzioak