Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Así se baila sin escenario

Dokumentuaren akzioak

Así se baila sin escenario

El grupo de baile Arkaitz de Añorga recupera la tradición de bailar entre la gente

El grupo de baile Arkaitz de Añorga interpretó en la mañana del día de la Virgen rodeado de gente y sin escenario por medio los bailes 'Ezpata-dantza' y 'Brokel-dantza' en la Plaza de la Constitución. De esta manera, el grupo donostiarra quiso rememorar de la forma más fiel posible estos bailes nacidos en el siglo XVIII.
Egilea
Iban Retegi
Komunikabidea
Diario Vasco
Mota
Albistea
Data
2012/08/16
Lotura
Diario Vasco

 

El espectáculo tuvo un recorrido previo que partió desde el puerto, continuó por las calles de la Parte Vieja y cruzó el Boulevard antes de llegar a la Plaza de la Constitución, donde comenzó la actuación propiamente dicha. Resultó ser una de las pocas oportunidades para presenciar esos bailes, y además a pie de calle. El primero solo se ejecuta en fiestas y en actuaciones concretas, y el segundo ni siquiera tiene fechas fijas, depende únicamente del calendario de los grupos de baile.
Gari Otamendi, director del grupo, destaca que «no es un espectáculo más, ni queremos tratarlo como tal. Por eso, hemos querido recuperar la costumbre de realizar las actuaciones sin escenario, es decir, cara a cara con el público, porque las raíces del baile, realmente, se sitúan en las plazas de los pueblos». Asegura que de esta forma la conexión con el espectador es más directa, natural e intensa. El maestro de baile quiere evitar cualquier elemento que impida la cercanía con el público, quiere recordar que él y sus compañeros son unos ciudadanos más. Por eso hubiera visto interesante, incluso, quitar hasta las sillas que rodeaban la plaza: «Lo bonito hubiera sido que nosotros mismo marcáramos los límites de la zona de baile y que la gente se nos acercara lo máximo posible».
Por otro lado, para bailar rodeado de gente y no darle la espalda a nadie, es obligatorio realizar un espectáculo de 360 grados. «Realmente, esto no es un inconveniente, los pasos originales de las coreografías estaban diseñados para bailar hacia todos los lados», explicaba Otamendi, y añadía que , curiosamente, los cambios que han tenido que realizar han sido mucho menos que para un escenario común.
Vestirse y practicar
El vestuario fue creado por Juan Antonio Urbeltz en 1988, y también es utilizado para el Zortziko. Antiguamente los hombres y las mujeres bailaban por separado, y, por supuesto, con un diseño de ropa muy diferenciado. Por eso, para evitar discriminaciones sexistas, han optado por una vestimenta muy parecida para todos. Entre los elementos rojos como el pañuelo, la faja y el calzado, se ha excluido la tradicional banda del hombro.
Respecto a los objetos empleados, en la 'Ezpata-dantza' y la 'Brokel-dantza' se utilizan una gran variedad de instrumentos dependiendo del baile: espadas, cintas de colores, arcos de madera, pequeños escudos...
Una vez vestido correctamente, para llegar a ser un profesional es necesario ensayar varios años. Otamendi casi empezó a bailar antes que a andar. Con 12 años, comenzó a practicar los bailes que ayer ejecutaron en la plaza. «Al principio uno tiene que aprender los nombres de los pasos de cada baile, luego los pone en práctica, y al final se llega a utilizan los instrumentos», explicaba. Aseguraba que cualquiera puede bailar estas coreografías, incluso con muy pocas horas de ensayo, pero que «para poder alcanzar el nivel mínimo para actuar delante de la gente, son necesarias muchas, muchas horas de entrenamiento», y añadía humildemente que «incluso yo mismo, se que puede pulir un poco más».
Nerea, una de las dantzaris, estaba muy orgullosa del resultado que obtuvieron tras la actuación y de la buena aceptación que hubo por parte del público: «He disfrutado mucho; además, la mayoría de las veces actuamos en el escenarios, no entre el público». Su tío Roberto vino desde Mendaro a verla, y cuenta que «menos mal que ha aguantado la lluvia, porque la he visto en actuaciones de Añorga y Elgoibar, y hubiera sido una pena no verla en Semana Grande».

Así se baila sin escenario

Los dantzaris, nada más llegar a la Plaza de la Constitución, dejan atrás el escenario y se preparan para dar comienzo al espectáculo. :: REPORTAJE FOTOGRÁFICO IBAN RETEGI

Así se baila sin escenario

Gari Otamendi lidera el baile de 'Makil-txiki' realizando saltos con giro a pocos centímetros del público.

Así se baila sin escenario

Ir de blanco no es el único requisito para bailar 'Ezpata-dantza' y 'Brokel-dantza'.

Así se baila sin escenario

Luis Mari 'Txili' García, músico, observa como el grupo de dantzaris sigue su ritmo.


El grupo de Añorga, ostensiblemente satisfecho del resultado de su actuación.

 

Dokumentuaren akzioak