Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Arteleku, el lugar de la danza

Dokumentuaren akzioak

Arteleku, el lugar de la danza

La danza cuenta con un espacio preferente en el centro cultural más innovador de Gipuzkoa

Egilea
Nerea Azurmendi
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
San Sebastián
Mota
Albistea
Data
2011/03/06
Lotura
Diario Vasco
Una de las muchas cosas que se hace en Arteleku es bailar. En el edificio que primero almacenó piensos, después material eléctrico y ahora llena todo el espacio disponible de talento y creatividad ya se bailaba desde hace dos décadas, pero esa actividad se terminó de consolidar en 2009, con la puesta en marcha del programa Dantzagunea, que ha convertido a Arteleku en el centro de referencia para el desarrollo de la danza en Gipuzkoa.
En ese espacio, caracterizado por el ir y venir constante de creadores vinculados a las disciplinas más variadas, tienen cabida casi todas las expresiones de la danza: la tradicional vasca, la clásica, la contemporánea, los ritmos de la calle, el trabajo de los profesionales guipuzcoanos de la danza -sí, los hay, no todos están en el extranjero...-, los experimentos de quienes buscan su camino... Hay espacio hasta para una compañía residente, Dantzaz Konpaina.
Por una parte, y tras haber ganado el correspondiente concurso, Dantzaz se ocupa actualmente de la gestión de Dantzagunea. Por otra, y esa es su razón de ser fundamental, ofrece a jóvenes bailarines la plataforma que necesitan para dar el salto al mundo profesional. De paso, hace que un edificio que desde fuera no parece gran cosa -su interior en ebullición constante es otro cantar- sea el destino al que aspiran decenas de bailarines europeos de entre 18 y 22 años que, precisamente estos días, viven con la incertidumbre de saber si serán o no convocados a la audición que tendrá lugar el próximo 11 de abril, de la que saldrán los elegidos para vivir el curso que viene la experiencia que les propone Dantzaz.
Como profesionales
«Suele haber unos 150 ó 160 aspirantes; tras una primera selección convocamos a la audición a unos sesenta y, finalmente, elegimos a una decena», precisan los responsables de Dantzaz, porque diez son los bailarines que integran la 'plantilla' ideal de la compañía, aunque el hecho de que más de uno sea fichado por compañías profesionales en pleno curso -satisfactorio, pero perturbador desde el punto de vista organizativo- , obliga a hacer más de un reajuste a lo largo del año. «Es algo difícil de gestionar -reconoce Adriana Pous, directora artística de Dantzaz-, porque tienes que ir ajustando, improvisando pero, por otra parte, es exactamente lo mismo que sucede en las compañías profesionales».
Dantzaz Konpainia, de hecho, funciona como una compañía profesional. Con Filgi Claverie como director general, es en estos momentos uno de los tres 'junior ballet' de España. Comparte esa condición de compañía de transición entre la etapa formativa y la vida plenamente profesional -fórmula muy extendida y valorada en otros países europeos-, con IT Dansa, del Institut del Teatre de Barcelona y la Compañía Nacional de Danza 2, creada al amparo de la Compañía Nacional de Danza por Nacho Duato, su director artístico entre 1990 y 2010.
Cuando dice que «la danza profesional es un mundo muy duro, muy exigente», Adriana Pous no remeda tópicos procedentes de formatos televisivos que aparentemente han reavivado el interés por la danza. Bailarina del Ballet Municipal de Santiago de Chile, del Ballet Nacional de España, de los ballets de Nancy, Niza o Biarritz, la directora artística de Dantzaz Konpainia no habla de oídas, y sabe lo importante que es acostumbrar a los bailarines más jóvenes «a trabajar con distintos coreógrafos, a aprender coreografías diferentes, a improvisar... Y a hacerlo todo a la velocidad a la que pasan las cosas en el mundo profesional y con el grado de enorme grado de exigencia con el que se van a encontrae». En Dantzaz «les ayudamos a hacer ese tránsito, tratándoles a todos los efectos como a bailarines profesionales». Eso incluye, por ejemplo, ser contratados con todas las de la ley cada vez que tienen una función -suelen ser entre 30 y 40 al año-, y tener la posibilidad de trabajar con excelentes coreógrafos. Tal como lo harán cuando, lejos ya de Arteleku, se integren plenamente en la dinámica de la danza profesional.
Ambas circunstancias se producirán dentro de poco más de una semana, ya que el próximo lunes, 14 de marzo, Dantzaz Konpainia presentará en San Sebastián (Gazteszena, 17.00 horas), en el marco de DFeria, su espectáculo 'Mintzo', compuesto por piezas creadas por los coreógrafos Sophie Antoine, Eric Gauthier, Hilde Koch y Jone San Martín. Y es que a partir de ahora el calendario de Dantzaz se acelera... Los primeros días de abril volverán a compartir la iniciativa Dantzaz Blai con dos compañías extranjeras -la inglesa Verve y la suiza Marchepied-, lo que incluye entre otras cosas una 'performance' el día 8 en pleno Boulevard donostiarra. Otra cita destacable, un poco más lejana pero muy importante para la compañía, es la presentación de la creación de 2011: lo harán el 24 de junio en el Victoria Eugenia y de la mano de un coreógrafo de primerísimo nivel, el israelí afincado en los Países Bajos Itzik Galili.
Tres bailarines franceses, tres catalanes, una belga, una portuguesa y una checa preparan en Arteleku los compromisos previstos en esa agenda. Ningún guipuzcoano, ningún vasco enstre las filas de la compañía. «Nada nos gustaría más que tener bailarines de aquí -asegura Adriana Pous-, pero no se presentan a las pruebas...». Ella atribuye la carencia de bailarines guipuzcoanos en el «trampolín hacia el profesionalismo pleno» que es Dantzaz Konpainia a la imposibilidad de terminar la carrera de danza en San Sebastián: «Los bailarines que se forman aquí se marchan fuera a terminar su preparación, y luego les cuesta volver». Precisa, no obstante, que ni para participar en las pruebas ni para formar parte de una compañía en permanente metamorfosis se exige titulación previa. Lo único que se necesita es ser lo suficientemente bueno o buena como para convencer a las cuatro o cinco personas que realizan la última selección...
Que no haya guipuzcoanos en Dantzaz, sin embargo, no significa que no haya guipuzcoanos en Dantzagunea. Todo lo contrario. Filgui Claverie, director general de Dantzaz conoce bien la realidad del programa, por lo que hay que creerle cuando afirma que «el movimiento que hay es sorprendente. En torno a los espacios y los servicios de Dantzagunea se mueven casi treinta grupos artísticos, y eso genera una dinámica impresionante que ya está dando sus frutos».
«Es una ayuda enorme»
Dantzaz Konpainia, de hecho, no es la única compañía profesional que se desenvuelve en el Dantzagunea de Artekelu. También es una presencia habitual la de la compañía Ertza, que fundó en 2004, de vuelta de una intensa carrera en el extranjero, el ezkiotarra Asier Zabaleta.
Zabaleta reconoce que uno de los principales servicios que ofrece Dantzagunea es el lugar físico, «porque no es fácil disponer de espacios como los que tiene», pero a él y a su compañía les interesa más «la posibilidad de colaborar con otros artistas» que ofrece Arteleku. El responsable de una compañía que, tal como ha hecho él mismo a lo largo de toda su carrera, integra distintas disciplinas artísticas con la danza contemporánea, no se refiere sólo a otros bailarines, aunque los constantes cruces y la colaboración marcan la relación entre la mayoría de los usuarios de Dantzagunea. «La relación con otros bailarines es muy enriquecedora -apunta-, porque en tres salas se mueve mucha gente, se cruzan muchas proposiciones, y viendo a otros artistas se te ocurren ideas, te entran ganas de hacer cosas nuevas... Eso, naturalmente, se produce en los dos sentidos: recibimos, y también damos».
No obstante, a Zabaleta -que prepara actualmente un espectáculo que estrenará en septiembre- le parece especialmente enriquecedor compartir Arteleku con artistas plásticos y visuales, con creadores de otras disciplinas cuyas aportaciones también enriquecen sus creaciones. En conjunto, asegura, «es una ayuda enorme». Además de eso, «se puede considerar un germen que está dando ya sus frutos y los seguirá dando. Poco a poco ves que el mundo de la danza se va moviendo, que cada vez hay más gente y más demanda, y eso es una muy buena señal de que algo está cambiando».

Un paso adelante en el desarrollo de Dantzagunea


El programa Dantzagunea depende de la Dirección General de Promoción y Difusión Cultural de la Diputación Foral de Gipuzkoa, cuyo responsable, Haritz Solupe, no solo ratifica el compromiso de la institución con esta línea de trabajo, sino que asegura que se están preparando «para dar un paso adelante en el desarrollo de Dantzagunea». Lo hará en las próximas semanas a través de una nueva convocatoria, con bases renovadas y aspiraciones ampliadas, para sacar a concurso y contratar la gestión del programa de promoción de la danza en Gipuzkoa.
Solupe recuerda que las líneas generales de programación de Dantzagunea son la danza tradicional vasca, la danza clásica y la contemporánea. El programa Dantzan Ikasi, vinculado a la formación continua en el terreno de la danza tradicional, constituye de hecho la materialización de una de las principales líneas de actuación de Dantzagunea. Dantzaz Konpainia, que también cuenta con el apoyo del Gobierno Vasco, representa otra de esas líneas preferentes de actuación. Desde que la iniciativa se presentó en 2009, se ha venido funcionando sobre esas bases, incidiendo en el impulso a la creación coreográfica, en la formación especializada y en la puesta a disposición de los interesados de los recursos informativos y documentales relacionados con diversos aspectos de la danza. Y tampoco es un trabajo mejor gestionar y coordinar el uso de los espacios disponibles por parte de los interesados.
«Hasta ahora -destaca Solupe-, nos hemos centrado mucho en la formación y en la preparación de los bailarines, pero queremos dar una mayor amplitud al programa y orientarlo a la creación y el desarrollo de proyectos coreográficos». Así, y sabiendo de antemano que elementos como el programa Dantzan Ikasi o los cursos de verano , que se realizan con el asesoramiento de la Asociación dprofesional de la danza de Gipuzkoa, quienes aspiren a gestionar Dantzagunea deben saber que el servicio que tendrán que tener en cuenta tanto aspectos relacionados con la formación especializada en técnica de danza y baile como los vinculados al desarrollo de proyectos coreográficos.
Del mismo modo, deberán responsabilizarse del servicio de recursos informativos sobre danza, gestionar el actual modelo de residencia y, en la medida de sus posibilidades, experimentar con otras fórmulas que contribuyan al despegue de la danza en Gipuzkoa.
Arteleku, el lugar de la danza

Como profesionales. Los integrantes de Dantzaz Konpainia, durante una reciente sesión fotográfica en La Concha. :: USOZ

Arteleku, el lugar de la danza

Directora artística. Adriana Pous es la responsable artística de una compañia muy especial. :: USOZ

Arteleku, el lugar de la danza

Asier Zabaleta. Su compañía, Ertza, es usuaria habitual de los espacios destinados a la danza en Arteleku. La fotografía corresponde al espectáculo 'Intemperie'.

Arteleku, el lugar de la danza

 

 

Dokumentuaren akzioak