Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Argia Dantzari Taldea estrena ‘Axeri-boda’

Dokumentuaren akzioak

Argia Dantzari Taldea estrena ‘Axeri-boda’

La fiesta de los zorros centra la nueva creación de Urbeltz. Diez números integran el espectáculo en el que toman parte casi cuarenta danzantes y siete músicos

Egilea
J. Gorostiza
Komunikabidea
Artezblai
Mota
Albistea
Data
2008/02/01

Punto sensual

El espectáculo que presenta la compañía donostiarra reúne a casi cuarenta intérpretes ya que en su puesta en escena también participan miembros de los grupos de danza guipuzcoanos ‘Haritz’ de Elgoibar y ‘Kezka’ de Eibar, además de los pamploneses de ‘Duguna’. Todos ellos ponen en escena una creación integrada por una decena de números en el que tienen cabida bailes tradicionales como la ‘sokadantza’ (en la que los danzantes forman una hilera cogidos de la mano o de un pañuelo), el ‘ingurutxo’ (baile de parejas que tiene su origen en el noroeste de Navarra), además de danzas de palos, de escudos e incluso habaneras, que reciben denominaciones como Axerien eskontza sokadantza, Axeri dantza, Azerien ingurutxo eta kontradantzak, Makil dantzak o Axeri gorrien brokel makilena.

"La convergencia del sol y la lluvia es la base de la nueva creación ideada para Argia por Juan Antonio Urbeltz"

Uno de los aspectos más destacados del repertorio es la inclusión de un género como la habanera que es “un asunto viejo para nosotros”, según apunta Urbeltz ya que lleva tiempo investigando “en sus pasos bailados y tradición coreográfica”. El propio director asegura que “hará casi treinta años que me intereso por ella, y más de veinte que hablé con especialistas cubanos y mejicanos. Todas las conversaciones remitían a una única referencia: la Habanera de la ópera ‘Carmen’ de Bizet... Parece ser que la habanera, como baile de moda en los salones burgueses del siglo XIX, tuvo una vida efímera, unos treinta años; pero en nuestras indagaciones hemos tenido la suerte de hallar un modelo tradicional, que nos ha inspirado esta recreación escenográfica. La habanera, en sus líneas melódicas y ritmo quebrado, aporta un punto sensual que deseamos quede reflejado en esta creación”.
Otra característica propia de esta creación radica en la inclusión de “volatines, saltos mortales, torres humanas, imitación de algunos oficios, etc.”, ya que según Urbeltz estas figuras “han sido propias de la Axeri-dantza y así vienen citadas, que no descritas, en algunos documentos que hemos podido consultar”.

Zorros rojos y negros
A excepción de las muchachas que intervienen en la interpretación de la pieza Mairuen gezi dantza que portan “un traje ‘alla turca’, según una moda propia de los ballets del siglo XVIII”, la mayoría de los danzantes que participan en la representación se dividen en ‘axeri gorriak’ (zorros rojos) y ‘axeri beltzak’ (zorros negros) y visten “trajes rituales con claras referencias alusivas al protagonista”. Urbeltz descarta la idea de que esta división esté inspirada en las ‘maskaradas’ carnavaleras de Zuberoa, aunque reconoce que “la observación es interesante”, porque “viene a decir que cuando se está en el camino correcto todo se ordena por sí mismo. En todo trabajo creativo hay que permitir a lo creado que dirija por sí mismo la creación. No hay que forzar nada, ni pensar en nada que no sea la creación misma”.


Axeri-boda se pone en escena con la música en directo interpretada por “una forma orquestal con una sonoridad bella y sugerente, algo que siempre ha tenido prioridad en nuestro trabajo. Aquí intervienen dos tipos o modelos. Uno de acordeón y violín más percusión de pandero y el otro una banda de dulzaineros”. La alternancia y la posición de cada orquesta hace resaltar el contraste sonoro de este espectáculo, al que también se ha incorporado “una arpa veracruzana que llenará de color las dos habaneras que interpretamos” y que es tocada por Maider Urbeltz.
Este espectáculo tiene como base los tradicionales bailes vascos aunque el folclorista y director subraya que “entre las danzas ceremoniales europeas bailadas con espadas y escudos, palos, espadas, etc., hay un género, con determinadas especificidades, que se denomina Axeri-dantza”. Ese género, sin embargo, ha sido adaptado a las necesidades de esta nueva creación porque “no está basada en la etnografía”, con lo que Urbeltz quiere destacar que “no recogemos una tradición viva para reproducirla tal cual, sino que tomamos los elementos tradicionales que inspiran estas danzas para completarlos en un orden nuevo”.
La metáfora en la que se ha basado Urbeltz para crear este espectáculo también ha servido para inspirar “un doble ensayo que estamos finalizando y que llevará por título ‘Crómlech vasco y zorro japonés. De Jorge de Oteiza a Akira Kurosawa”.

Obra: Axeri-boda.
Idea y coreografía:
Juan Antonio Urbeltz.
Intérpretes:
Miembros de los grupos de danza Argia, Hartiz, Kezka y Duguna.
Músicos:
Marian Arregi, Mikel y Maider Urbeltz, Arantza Mujika, Ixiar Etxegia, Ezpelur Dulzaineros de Iruñea.
Vestuario: Amaia Bueno, Claude Iruretagoyena, a partir de las ideas de Juan Antonio Urbeltz.
Maestros de Danza:
Fernando Aristizabal, Iñaki Arregi, Jexux Larrea.
Dirección:
Juan Antonio Urbeltz.
Producción:
Ikerfolk (Argia Dantzari Taldea).
Duración:
75 min.
Lugar:
Arriaga Antzokia - Bilbao.
Fecha:
24 de febrero.
Hora:
20.00.

 

 

Dokumentuaren akzioak