Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Más de 1.300 dantzaris celebran su fiesta anual en la capital de La Llanada

Dokumentuaren akzioak

Más de 1.300 dantzaris celebran su fiesta anual en la capital de La Llanada

Los jóvenes bailaron y se divirtieron pese a los 30 grados que se soportaron en Agurain. El nuevo grupo de dantzas Jeiki de la localidad se estrenó avalado por la acogida de cientos de foráneos y visitantes

Egilea
Eva San Pedro
Komunikabidea
Noticias de Álava
Tokia
Agurain
Mota
Albistea
Data
2006/06/12

Desde las 13.00 horas, las plazas de San Juan y Santa María de Agurain se convirtieron en un improvisado escenario donde destacaba el simpar colorido de los trajes de las danzaris. Uno de los primeros grupos en llegar fue Jeiki Dantza Taldea, el grupo local que se presentaba de forma oficial, y que desea recuperar la tradición entre niños y adultos. Ataviados con sus trajes de falda y corpiño negro, sobrefalda de rayas grises, pañuelo blanco y abarcas de cuero marrón se disponían a pasar "un día divertido", explicaban las pequeñas que iban a actuar por primera vez antes padres, madres, familiares y vecinos.

Pese a que las danzas vascas gozan de buena salud en la provincia algunas voces se alzan para hacer un llamamiento a la participación de "los chicos, que se decantan sobre todo por el fútbol". Ésta fue una de las peticiones más escuchadas en los 17 grupos de danzas congregados en una localidad. "Es muy difícil encontrar monitores porque esto es muy sacrificado y, en ocasiones, parece que no merece la pena", se lamentaban al tiempo que reconocían que "hay que tener mucha fuerza para participar". Además pidieron a los propios padres y madres de los niños que asisten a clases de danza que inculquen a los pequeños el amor por el baile y que les apoyen.

Desde la Araba Dantzarien Biltzarra-Asociación de Dantzaris y Grupos de Álava, coincidieron en señalar una falta de dantzaris chicos de edades comprendidas entre los 12 y los 18 años. "La presencia de chavales de 3 a 12 años es buena pero, cuando llega esa edad, la mayoría lo abandona y regresa cuando tiene 17 ó 18 años, y esta cita también sirve para animarles a no dejarlo", explicaba Marian, organizadora del evento.

Mientras, en la plaza de San Juan, de las abarcas de los grupos de danza de Agurain, Adurtza, Haize, Arantzabela, Odon Apraiz, Yecora, Oketa Alai, Ioar y Nanclares comenzaban a surgir los primeros ritmos, en la de Santa María el intenso colorido de los trajes de Untzueta Dantza Taldea, Algara, Asparren dantza taldea, Irule, Eguzki lore pierola, Kontrapasak Dantza Taldea, Gastedi y Armentia Dantza Taldea dejaba boquiabierto a más de uno.

Al unísono, los sonidos del tambor, el txistu y la gaita retumbaron en las dos plazas, donde pequeños y mayores movían el cuerpo a ritmo de temas como Agintariena, Esku Dantza, Txantxo Dantza, Trinidad de Kuartango, Bailaos, Orbea, Jaurrieta oTxulalai . El baile estuvo presente durante toda la jornada, en la que no faltó la tradicional comida popular, celebrada en el Instituto Aniturri de la localidad.

Dokumentuaren akzioak