Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Ángel Corella presenta en el Teatro Arriaga una gala de danza clásica

Dokumentuaren akzioak

Ángel Corella presenta en el Teatro Arriaga una gala de danza clásica

Egilea
Marta Morales
Komunikabidea
Gara
Tokia
Bilbo
Mota
Albistea
Data
2008/02/05

Tras casi dos años de ausencia, el bailarín madrileño Ángel Corella regresa a Euskal Herria con un programa de danza clásica «de primer orden» que le lleva, por primera vez, al escenario del Teatro Arriaga. «Es estupendo poder bailar aquí, en Bilbao, porque el público te recibe de manera maravillosa», aseguró el propio Corella horas antes de comenzar la representación.

La gala se divide en dos partes: la primera, titulada «Celaje», es un monográfico en homenaje al compositor Philip Glass en una coreografía que firma el georgiano George Bikadze, colaborador asiduo de Corella. La segunda parte es la «Suite del Corsario», de Ricardo Drigo, en la que Corella interpreta el papel de Alí, en la coreografía de Marius Petipa.

El bailarín representó esta última en el Palacio Euskalduna en agosto de 2006, pero en el caso de «Celaje» se trata de una obra nueva de la que Corella destacó su «energía» algo inusual de ver en el mundo de la danza. «La primera parte es más neoclásica pero al mismo tiempo tiene esa fuerza técnica que requiere lo clásico, las chicas siguen bailando con zapatillas de punta, siguen saltando con pasos muy difíciles, girando... hay una dificultad técnica que enseña lo clásico llevado a un nivel más avanzado», explicó.

En total, 22 bailarines

Junto a Corella actúan sobre las tablas un total de 22 bailarines, entre otros, su hermana Carmen Corella, la japonesa Kazuko Omori, el canadiense Matthew Holding, la estadounidense Ashley Ellis, la zaragozana Alba Cazorla o el bailarín del Royal Ballet Russell James Ducker. Además, entre las bailarinas se encuentran seis alumnas del Joven Ballet de Catalunya, junto a varios bailarines de la Fundación Ángel Corella, que él mismo fundó .

Corella, bailarín principal del American Ballet Theatre desde 1996, aseguró no pertenecer a ninguna escuela definida, aunque comenzó su formación de la mano de Víctor Ullate, en Madrid. «Me he creado un público poco definido y eso me llena de alegría porque mi labor me permite llenar 4.500 localidades cada vez que bailo con el American Ballet Theatre», señaló.

La primera representación tuvo lugar ayer y, en un principio, iba a ser la única. Sin embargo, las entradas se agotaron con tal rapidez que los responsables del teatro bilbaino decidieron prorrogarlo un día más, para esta misma tarde.

Por su parte, el director del Teatro Arriaga, José Ignacio Malaina, aseguró que «es un honor contar con uno de los mejores bailarines del mundo y una de las primeras figuras del baile a nivel internacional».

ENERGÍA

Corella explicó que, de las dos obras que interpreta en el Arriaga, «Celaje» transmite mayor «energía» aunque «mantiene la fuerza técnica de lo clásico: las chicas siguen bailando con zapatillas de punta, siguen saltando con pasos muy difíciles y siguen girando....».

Konpainia propioa, dantza klasioari bultzada emateko

Angel Corella dantzariak leku eta konpainia askorekin aritu da dantzan, baina lehenengoa da bere konpainia propioa izango denaren ernamuinarekin batera dantza egiten duena. Izan ere, atzo eta gaur Arriaga Antzokian dantzan arituko diren dantzari gehienak Angel Corella Fundazioko dantzariak dira, besteak beste, bere arreba Carmen Corella, egun American Ballet Theatre-en bakarlari dena. Dantzari madrildarrak sortutako fundazioaren helburuetariko bat dantza klasikoko konpainia sortzea da eta, antza, 2008aren irailean emango dio horri forma ofiziala.

Estatu espainolean instituzioek egiten duten politika kulturala «oso pobrea» dela salatu zuen Corellak atzoko prentsaurrekoan, eta, Estatu mailan, dantza klasikoko konpainia baten beharra «izugarria» dela nabarmendu zuen. «Hogei urtetan ez da dantza klasikoaren inguruko ezer egin. Horrexegatik da hain beharrezkoa proiektu hau», gaineratu zuen. Izan ere, bere helburuetariko bat, konpainia berri honi begira, «opera denboraldiak dauden bezala, dantza klasikoko denboraldiak izan dezaten lortzea» dela aitortu zuen.

Dokumentuaren akzioak