Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Andoni Salamero y Josi Labajos ofrecen un recital con poesía, música y danza

Dokumentuaren akzioak

Andoni Salamero y Josi Labajos ofrecen un recital con poesía, música y danza

Komunikabidea
Gara
Tokia
Zumarraga
Mota
Albistea
Data
2005/01/04

Josi Labajos no se considera poeta como tal, se autodefine como músico. A pesar de ello, este artista de Zumarraga reconoce que «ya previamente había escrito, si bien era con la idea de musicalizar esas letras». Para Andoni Salamero, «recopilar los poemas que había ido engordando en la despensa», como él mismo explica, era una de sus mayores ilusiones. La fusión de versos de los poemarios de uno y otro, “Por tierra de nadie” y “Zu.Ni.Bi. Bidean”, han dado como fruto un espectáculo en el que son protagonistas la palabra, la danza y la música.



Labajos escribió “Por tierra de nadie” como resultado de «un ciclo que se cerraba en mi vida, que ha funcionado como un vaciarme y un desnudarme», explica. Se trata de su primera publicación y en sus poemas habla de la vida, de las necesidades y los cambios que se dan en ella. «Sabía que Salamero escribía ­cuenta­ y, aprovechando que nos conocíamos de hace tiempo, le llevé el material que yo tenía para saber qué opinión le merecía».



Salamero, por su parte, tenía pensado desde hacía tiempo recoger sus poemas en una publicación. En su libro “Zu.Ni.Bi. Bidean” el poeta emplea como metáfora el camino del ser humano y divide su publicación en tres partes: La primera es la del alba, cuando se inicia el camino; la segunda corresponde al momento trascendental, el cénit, y la última es el anochecer, cuando el ser humano reflexiona sobre todo lo que vive y siente.



Los dos poemarios han sido autoeditados, y sus autores han decidido unirse para llegar mejor al público. «No tenemos editorial que nos respalde así que pensamos que para llegar al gran público podíamos hacer un recital y nos pusimos a trabajar juntos», comentan los dos creadores de Zumarraga.



Bailar la palabra



Salamero y Labajos han estado trabajando más de un año en este espectáculo, que finalmente han conseguido estrenar. «Andoni ha llevado la labor del guión y yo he musicalizado los poemas con piano, guitarra acústica, eléctrica, bajo eléctrico y armónica», comenta Labajos. En total son doce poemas, seis de cada poemario. Tras juntar poesía y música, en opinión de los autores, al recital le faltaba movimiento y fue entonces cuando surgió la idea de introducir la danza. «Aprovechando que conocemos a José Antonio Urbeltz, contactamos con él y nos recomendó a Ana Remiro», subraya Salamero. «Ha sido un reto complicado para la bailarina ­comentan­. La danza era muy importante, pero no queríamos que el movimiento robara protagonismo a la palabra, por lo que ha tenido que adecuar la danza a la lectura y al timbre de voz».



El recital de Salamero y Labajos aúna también dos idiomas, el castellano y el euskara, de modo que «la realidad que se vive en el escenario es la que se da en el mismo aforo», dicen.

Dokumentuaren akzioak