Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Aiert Beobide rompe con la racha de Maya en el Campeonato de Aurresku guipuzcoano

Dokumentuaren akzioak

Aiert Beobide rompe con la racha de Maya en el Campeonato de Aurresku guipuzcoano

Egilea
Iñaki Becerra
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Pasaia
Mota
Albistea
Data
2001/05/28

Un año más, la Alameda de Pasai Antxo acogió la celebración del Campeonato de Euskadi de Aurresku guipuzcoano. En total, fueron doce los dantzaris que participaron en la XXI edición del concurso, que rompió con la racha de Jon Maya. El errenteriarra, ganador de las cuatro ediciones anteriores, era firme aspirante para hacerse con la txapela por quinto año consecutivo, pero en su caminó se cruzó el donostiarra Aiert Beobide, que resultó ser el mejor. Maya obtuvo la segunda plaza a escasos 28 puntos del ganador. El lezotarra Aritz Salamanca, que el año pasado quedó cuarto, ascendió un puesto y obtuvo la medalla de bronce.



El resto de los dantzaris quedaron clasificados de esta manera: el cuarto lugar fue para Ibon Huarte, seguido de Eneko Gil y Urko Mitxelena. En séptimo, octavo y noveno puesto quedaron clasificados, repectivamente, Iker Kordal, Mederi Orbiso y Andoni Etxeberria. El décimo puesto, último que otorgaba premio, fue para Oñatz Mitxelena.



El trofeo, para San Sebastián

Los dantzaris tuvieron que bailar un total de cuatro piezas. Empezaron el concurso con Aurkez Aurke y Esku Aldatzeko Soinua, novedad de esta edición, ya que en anteriores ocasiones el programa incluía la ejecución de Alpargata. Tras el descanso, se celebró la segunda parte del campeonato, considerada la más difícil. En esta ronda, bailaron Agurra y Zortziko. El público siguió con interés las actuaciones, que se desarrollaron en un escenario montado bajo una carpa en la Alameda paisaitarra



Tras la ejecución de las danzas, el jurado decidió otorgar el primer premio a Aiert Beobide, que recibió el trofeo diseñado por el artista ordiziarra Jesús Jauregi.

Como manda la tradición, el trofeo permanecerá durante un año en el Ayuntamiento de la localidad del vencedor, así que hasta la edición del año que viene, estará en el Ayuntamiento de San Sebastián.

El campeón se visitó además la txapela y el gerriko que acreditan la condición de vencedor y recibió sendos trofeos patrocinados por Kutxa y el Ayuntamiento pasaitarra, además de la medalla de oro y 50.000 pesetas.



Como el año pasado, en esta ocasión tampoco se celebró la fase clasificatoria, dado el escaso número de concursantes. En ediciones anteriores, la víspera se disputaba una eliminitaria, y los diez mejores pasaban a la final del domingo.

Dokumentuaren akzioak