Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka África contemporánea

Dokumentuaren akzioak

África contemporánea

Crítica, Ijodee, La compagnie y Projecto Cuvilas

Egilea
Ana Remiro
Komunikabidea
Diario Vasco
Mota
Kritika
Data
2004/04/06

Dentro de las jornadas Dantzaz 04 organizadas por el Centro Coreográfico Transfronterizo del Ballet de Biarritz, un espectáculo en concreto llamó poderosamente la atención y el interés del público donostiarra que acudió masivamente. Se trata de África en creación, un espectáculo compuesto por tres piezas de danza contemporánea independientes entre sí, que han resultado ganadoras en los V Encuentros Coreográficos de Africa y del Océano Indico.



La obra presentada por Adedayo Muslim Liadi, Ori (La tête), nos hablaba del destino del hombre y de la fuerza y voluntad que éste necesita para llegar a cumplirlo. Nos presenta los cuatro elementos, principio y origen de la vida y del mundo, y una danza rotunda, enérgica y absolutamente arraigada a la tierra.



Los bailarines mostraron una sincronía total en impulsos, movimientos e intenciones que proyectaron al espectador con mayúscula fuerza y claridad en un incesante juego espacial perfectamente dibujado y realzado por una concreta iluminación.



Tichelbe de Kettly Noël se adentra en el mundo de las relaciones y nos expone la evolución de una pareja hasta llegar al maltrato en una exquisita obra llena de sensibilidad en la que la música en vivo, la magnífica progresión de la escritura coreográfica, las poderosas y comunicativas presencias y la extraordinaria interpretación de los dos bailarines son elementos de gran calidad artística, en medio de una sugestiva escenografía y envolvente iluminación. Augusto Cuvilas con su Um solo para cinco nos sumerge en un mundo femenino en el que poder descubrir códigos y formas de expresión y de relación genuinamente femeninas. Es una obra que se dirige a los sentidos y que reduce el protagonismo del movimiento a la mínima expresión.



Es especialmente interesante el mundo sonoro que crea así como las composiciones visuales en las que el desnudo, discreto y constante, recupera otra manera de ser mirado. La pieza entera transcurre sin soporte musical invitando al espectador a disfrutar del sonido de las hojas secas que recubren el escenario, del canto intermitente de las mujeres, del sonido del agua o de la arcilla, o de sencillas percusiones sobre el propio cuerpo.



Tres piezas de gran calidad que nos ponen en comunicación con el vecino continente y nos demuestran que hablamos el mismo y humano lenguaje a través del cual podemos acercarnos y comprendernos.

Dokumentuaren akzioak