Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka «Volvía de La India y en una cena vi que ellos zapatean... descalzos»

Dokumentuaren akzioak

«Volvía de La India y en una cena vi que ellos zapatean... descalzos»

Sikta Devi, bailarina madrileña que estudia flamenco, maestra de danzas indias en Donostia.

Egilea
Begoña Del Teso
Komunikabidea
Diario Vasco
Mota
Albistea
Data
2009/04/03
C omenzará mañana en la Casa de Cultura Sebastopol, Goiatztxiki 93, www.titiriteroak.com, 658731906. Intensivo vibrante y trepidante de danzas indias impartido por una maestra sin igual que ha bailado flamenco en Calcuta y estudidado las maneras del estilo Odissi con Guru Krishna Behera, un maestro casi tan viejo y sabio como el tiempo que da clases durante horas sin levantarse de una silla. Sikta Devi, nuestra profesora, aún no sabe cómo lo hace: «Quizás con esos ojos tan expresivos, con la mirada, las manos...». Sikta conoce bien La India. La de las esculturas que bailan y la de Bollywood, gozosa mezcla de danza india clásica con ritmos occidentales que tiene como gran referencia e icono a aquel Michael Jackson que todos amamos, el que bailaba en Thriller y Billie Jean.
- Por empezar por algún lado, empecemos por ese zapateado descalzo del que habla en el titular.
- Fue muy curioso. Yo, que tenía relación con el baile clásico español por parte de mi madre, viajé con 19 años a La India. Estuve bastante tiempo. Por pueblos y ciudades. Pero sin reparar en las danzas. Cuando volví, unos amigos me invitaron a una cena que ofrecían a unos artistas indios. Ellos, en agradecimiento a haber comido como en casa, representaron para nosotros su espectáculo.. Las danzas indias me golpearon entonces por primera vez.
- El golpe debió ser fuerte. Porque desde entonces su currículo vital y danzante cambia. Se la ve viajando continuamente a Delhi, Jaipur. Allahabad, donde se graduó...
- Sí. Tenemos que utilizar una y otra vez la palabra golpe. Golpeteo si quieres. Porque el primer estilo con el que yo entré en contacto aquella noche, el Kathak, usa una percusión increíble, muy parecida a la del flamenco. Pero ellos utilizan cascabeles. Y taconean, te juro que zapatean, con los pies descalzos, creando algo que podríamos comparar con un palmoteo mágico. La danza Kathak, extendida por el Norte de La India, es muy recta y vertical. Al contrario que la Odissi, muy redondita y llena de curvas...
- Me gusta eso de una danza 'redondita'. ¿Nos lo cuenta?
- Su origen está en las esculturas de los templos.
- ¿Un baile basado en figuras de piedra?
- Así es. El resultado es una danza escultural, cálida, redondita, sí. Como lo son las figuras que decoran, protegen, el exterior de los templos. Es un baile antiquísimo que casi se perdió durante el Imperio Británico y ahora está siendo recuperado por gentes que estudian las esculturas y escuchan a los viejos maestros.
- ¿De esos que enseñan sin moverse de su silla?
- De esos, sí. He tenido grandes maestros. La primera, Priya Pawar que luego ha actuado conmigo en cursos y sobre muchos escenarios. Pero sí, recuerdo a Guru Krishn Behera. Me hacía bailar desde primera hora de la mañana. Y en Nueva Delhi a primera hora de la mañana había días que ya hacía 52 grados. A veces, en Madrid, les digo a mis alumnas, «hoy toca silla» e intento enseñarles sin moverme, exigiéndoles el máximo. Ellas me lo dan pero yo no tengo aún el secreto de la silla, No lo tengo...
- En su curriculo extenso e intenso aparece también el folklore rajastaní. Rajastán, patria primera de todos los gitanos del mundo...
- Yo no sabía que era así. Lo descubrí en el camino, uno más de mis encuentros con la mitología, la religión, la Historia de La India. Me fascinó tanto descubrirlo que me puse a buscar gitanos indios artistas. Encontré a la familia Langas que se venía a trabajar en ¡un parque temático! Y yo, que quería saberlo todo del baile zíngaro rajastaní, trabajé con ellos en el parque más de un año. Luego me fui a su tierra. Estuve en poblados donde no hay luz eléctrica y se vive y se baila a la luz de las candelas. En poblados donde todos y cada uno de sus habitantes es artista. Fue, sencillamente, memorable.
-¿Hablamos algo de Bollywood?
- Es que no se puede hablar un poco de Bollywood porque es un crisol de mil influencias, de mil gustos. Porque no existe un Bollywood sino miles porque todo depende aquí del coreógrafo. Hay tantos bailes de Bollywood como coreógrafos. La base podríamos decir que es la danza india clásica. Pero luego está la influencia occidental. Y Michael Jackson, siempre Jackson, el icono.
-¿El baile en 'Slumdog Millonaire'?
- Un toquecito de Bollywod, un guiño a Occidente. Déjame recomendaros el filme Traffic Signal. Bombay. Un semáforo. ¿Quién tiene derechoa pedir dinero ahí? ¿Quién de vender flores o agua...?
«Volvía de La India y en una cena vi que ellos zapatean... descalzos»
Danzas indias en Donostia. Flamenco en Calcuta. Sikta Devi sorprende. /ALVARO HERNANDEZ

Dokumentuaren akzioak