Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka «Tras la reverencia a las mujeres, bailamos el fandango en torno al árbol que arde»

Dokumentuaren akzioak

«Tras la reverencia a las mujeres, bailamos el fandango en torno al árbol que arde»

Juanma Oronoz, El presidente de Goizaldi, la Konsti y San Juan

Egilea
Begoña de Teso
Komunikabidea
Diario Vasco
Mota
Elkarrizketa
Data
2005/06/23

- Cuénteme, ¿qué bailan ustedes hoy frente al árbol de los primeros sueños de una noche de verano?
- La gizon dantza.
- O sea, bailan los caballeros. ¿Y nosotras?
- A vosotras os vamos a buscar porque nos gustáis, os hacemos la reverencia, y ya, juntos y felices, bailamos el fandango y el arin arin alrededor del árbol que arde.
- Cuéntemelo desde el principio.
- El capitán (el aurreskulari) y el atzezku, más toda la cuerda de dantzaris. Lo primero, los arcos.
- ¿Arcos? ¿Para qué?
- Para que por debajo pase toda la cuerda de dantzaris. En origen, para que no se colara en el baile ningún extraño, ningún enemigo, ningún 'indeseable'. Tras los arcos, comienzan los desafíos. El primero, entre el aurreskulari y el atzezku.
- ¿Pelea de gallos?
- Casi. El premio sois vosotras. Los ganadores mandan a sus tropas, a los otros dantzaris, por las mujeres que desean.
- ¿Nos cogen de la mano y nos llevan ante los más bravos?
- No os damos la mano. Las tenemos sucias, sudadas, del baile y el desafío. Os tendemos un pañuelo. Y os hacemos la reverencia.
- Nosotras os aceptamos porque nos gusta que os peléis por causa nuestra y ...
- ... Juntos nos ponemos a bailar fandangos y arin arin. Para entonces, la paja bajo el fresno de San Juan ya arde. Para entonces, Félix Garitano, el párroco de San Vicente ya lo ha bendecido.
- Acaba la danza. Los espectadores se acercan al árbol mágico.
- ... Arrancan trozos de corteza. La corteza del fresno de San Juan asegura la suerte, la felicidad.
- ¿Bailará usted hoy?
- ¿No! La edad, chica, la edad. Llevo bailando desde 1948. Ya no puedo. Estaré, claro. Y cogeré corteza. Todo el mundo te pide un trocito del árbol de San Juan.
- ¿Cuándo, cómo y dónde nota un dantzari que los años son los años?
- En las carreras con vuelta. En las vueltas aun sin carrera, en las que pierdes el equilibrio. En las cabriolas. En la ezpata dantza cuando notas que no levantas del todo la pierna. O que una la levantas más que la otra... Piensa que los pasos del baile vasco son muy complicados y requieren de una fuerza tremenda. Por eso sorprenden al mundo.
- ¿Todavía asombramos al mundo?
- Por supuesto. Hay muchos bailes en Europa que se pueden bailar aunque tengas 70 años. Los nuestros no. Los nuestros son muy poderosos.
- Y sin embargo, seguro que aún hay gente que piensa que esto del baile es cosa de chicas y petimetres...
- Pues sí, pero es una idea que se les va de la cabeza en cuanto pasan por nuestro local de ensayo y practican un rato. Es duro, muy duro. Por cierto, ¿te has fijado en la preparación de los dantzaris de hoy en día?
- Imagino que será muy técnica, muy deportiva, con mucho fondo.
- Exacto. Antes, llegábamos al local y nos poníamos, directamente, a hacer barra. Ahora la preparación es casi de alto deporte. Eso sí, nosotros tampoco nos lesionábamos.
- Y tanto que no. Además, quien tuvo, retuvo. Les vi bailar a usted y a Cirilo Garmendia en la plaza Gipuzkoa. En el homenaje rendido en el Salón del Trono a los grandes folkloristas Gaizka Barandiarán y José Garmendia.
- Bailamos, sí. Se lo merecía José en el recuerdo y Gaizka que estaba allí, presente. Pero te diré una cosa, hicimos nuestras trampillas.
- Se les pone muy difícil a los veteranos. ¿No van a poder bailar?
- Sí mujer, sí. Un ejemplo, Goizaldi tiene actuación en Semana Grande, el día 20. Estoy pensando en hacer una sorgin dantza. Con la gente mayor.
- ¿Danza de brujas? Suena bien.
- Es muy carnavalera. Hombres que se visten de mujeres bailan con hombres vestidos de varón. Con gorros de bruja. ¿Hasta se hacen zirris!
- Goizaldi ha bailado en escenarios de toda la galaxia y con grupos de todo el planeta. ¿Ha descubierto por qué baila el ser humano?
- En los cuatro puntos cardinales bailamos por lo mismo: por amor, por combate, por el honor, por desafío. Ante el fuego. Ante los dioses. Junto a los diablejos.
- Para Goizaldi, Juan Ignazio Iztueta, dantzari, poeta, aquel que escribió el libro primero de las danzas vascas, todavía representa...
- ... La fuente máxima de inspiración. Todavía nos asombra.

Dokumentuaren akzioak