Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka «Tengo un reto: montar mi propia coreografía»

Dokumentuaren akzioak

«Tengo un reto: montar mi propia coreografía»

Eider Rodríguez Ex alumna de Beitia, bailó durante 3 años en la prestigiosa compañía de Víctor Ullate

Egilea
Javier Martínez
Komunikabidea
Deia
Tokia
Bilbao
Mota
Elkarrizketa
Data
2004/09/07

¿Desde niña ya sabía que lo suyo era bailar?



La verdad es que empecé porque me apuntó mi madre con ocho años. A partir de los 14 quería seguir porque me gustaba mucho, dedicarle tiempo, y fue entonces cuando fui donde Jon Beitia, que es el único que prepara para llegar a ser profesional.





Pero los bailarines que viven del ballet han de emigrar...





Aquí no hay compañías que te preparen. Es una pena que habiendo mucha gente buena de aquí se tenga que marchar fuera porque sólo hay dos en Madrid. Me encantaría estar aquí en una compañía pero eso no puede ser porque no las hay, tengo que dedicarme a la enseñanza.





¿Cómo fue el salto al profesionalismo?





He pasado por muchas audiciones, que es el paso previo, y es horrible. Tienes que hacer una prueba y allí te seleccionan o no. Primero accedí a una escuela oficial en Londres, la de Rambert. Luego fui a Alemania y después a donde Victor Ullate, a la que entré tras pasar por otra audición. Igual estábamos allí 200 chicas, marcadas con un número en la tripa como se marcan a las vacas.





¿Cómo es Jon Beitia como profesor?





Me llevo muy bien con Jon. El otro día tomé un café con él, charlando. Es duro, muy duro, machacón y exigente, de los que no pasan una.





¿Qué ballet has sentido más en el alma a la hora de bailar?





Uno que bailé en la compañía de Víctor Ullate, el ballet de Maurice Brellart, para mí uno de los genios de la danza.





Y luego a viajar...





La compañia de Víctor se mueve muchísimo. He estado en Méjico, Italia, Francia, por toda la península... Es una escuela con una base clásica muy sólida pero el repertorio es más neoclásico.





¿Qué proyectos tiene ahora en mente?





Tengo un gran reto porque acabo de recibir una beca del Gobierno vasco para hacer un proyecto coreográfico en el que voy a realizar un montaje: elaborar la pieza, la puesta en escena... como montar tu propio ballet. La coreografía me encanta.





¿Cómo ve a los bailarines vascos que trabajan fuera?





Hay gente muy buena en Alemania, en Francia e Inglaterra. Llama la atención porque aquí no hay una cultura de danza clásica, no hay tradición por ir al teatro ni a la ópera.

Dokumentuaren akzioak