Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka «Somos Urban 13 Kolektiboa porque somos callejeros, muchos y sin miedo»

Dokumentuaren akzioak

«Somos Urban 13 Kolektiboa porque somos callejeros, muchos y sin miedo»

Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
San Sebastián
Mota
Albistea
Data
2011/12/02
Lotura
Diario Vasco

Subimos a la vieja fábrica de corchos y chapas de Indianoene, donde también hicieron teatro los chavales y chavalas de Zurriola Ikastola, una tarde muy anochecida de noviembre, un poco después de que las gentes de Urban 13 Kolektiboa hubiesen actuado junto a La Shica en Jareño, las bertsolaris de Bertso Hop, Onintza Enbeitia y Amaia Agirre, se hubiesen picado tan guapamente con los raperos ('Musika da nere herria, saiatzen naiz erritmorik gabe hitzak baino gehiago sortzen'... rapeaba Markos); hubiese habido dos muchachas haciendo clásico urbano, sonado la batucada y Marta, que en sus tiempos fundó la compañía de danza Katatonics, hubiese 'break'eado a pesar de su esguince. Se habían juntado de nuevo para ensayar sus dos próximos shows, el del 17 en Intxaurrondo y el del 23, puritito homenaje a los amigos de Kortxoenea, lugar de creacióny discusión.

- ¿A qué tendríais que tenerle miedo vosoros, raperos, breakers, repentistas, sampleadores?

- La gente le tiene pánico al mismo 13. A nosotros es un número que nos gusta. ¿No dicen por ahí que hace cientos de años trece y no doce fueron los signos del Zodiaco?

- Por supuesto. Y el signo decimotercero era la araña.

- Otros escriben que era una supernova a la que bautizaron Ofiuco, por un médico que resucitaba a los muertos. Sea como sea, nos llamamos 13 y nos llamamos Kolektiboa porque somos muchos y podemos ser más. Nos pusimos Urban por callejeros y porque hemos llegado a la conclusión de que las distintas artes que encontramos en la ciudad agrupan a todos los demás, incluidos el Séptimo, Octavo y Noveno.

- Desarrolla esa idea.

- Sin problemas. Yo vengo de la danza clásica. Luego hice contemporáneo. Después jazz. Más tarde funky y he acabado en el break.

- Parece un recorrido muy lógico.

- No sabes cuánto. Porque aunque algunos no lo crean, en el break todo es posible: yo veo que a veces se ponen a hacer puntas, puntas de clásico aunque ellos o ellas no se den cuenta. Y en otros momentos reconoces trallazos de gimnasia rítmica. El break es absolutamente inclusivo, abierto. Y luego, claro, está el asunto de las músicas que utilizan, utilizamos, como base. De pronto, nosotras, Gemma o yo que somos las mayores, descubrimos que han sampleado algo de Lou Reed, 'Molin Rouge' o de percusión africana. No saben quiénes son pero reconocen lo bueno y lo usan. Pasa lo mismo con la literatura.

- ¿Libros y break dance? No lo veo.

- Con el breeak, no, pero sí con el rap. Anda por ahí la gente diciendo que los jóvenes no leen, no escriben, se han alejado de la literatura. Y es falso, pero que muy falso. Porque utilizan otras formas de literatura. Para rapear tienes que encontrar la rima y el ritmo de las palabras. Debes conjuntarlas, hacerlas sonar, conocerlas bien. Y memorizar frases enteras para después poder improvisar sobre ellas. Claro que nosotros en esta tierra hemos nacido con un don para eso.

- ¿Un don para...?

- Para el bertso, mujer. Para la repentización, para improvisar juntando palabras. En nuestras familias siempre ha habido un abuelo, un tío que en la cena echaba unos bertsos. No me dirás que Markos no te recordó en Jareño, cuando rapeaba, un bertsolari en la plaza.

- 'Etzidamu ezin damutu...' Pues tienes razón.

-Por eso queda tan bien cuando raperos y bertsolaris se provocan.

- Oye, en el colectivo, aparte de ser más de trece sois de edades muy variadas y variopintas.

- Creo que hemos conseguido tender puentes entre generaciones. Y no porque nos lo hayamos propuesto así concienzudamente sino porque los jóvenes se sienten a gusto con nosotras y nosotras con ellos. Aprendemos, compartimos y...

- ... Acabáis juntandoos con otra gente muy interesante.

- Siempre. Con Aritz Sound System. O con Perros Callejeros/Street Zinema. En el fondo, somos bohemios, buhoneros, zíngaros raperos.


- Sois grafiteros...

- Eso sí que nos da miedo. Acaso cambien las cosas pero hasta hace bien poco, pintar paredes era bien peligroso. Y caro. Por las multas.

-Solo os falta la cabra...

- ¿Para ser más callejeros aún? Ya tenemos a 'Beltxi'. Ladra como un desesperado y juega con el balón.

Dokumentuaren akzioak