Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka «Roland Petit es un genio creador»

Dokumentuaren akzioak

«Roland Petit es un genio creador»

La artista vasca radicada en Múnich interpreta en el Jazzaldia un ballet concebido por el veterano coreógrafo francés a partir de la música de Duke Ellington

Egilea
Iratxe de Arantzibia
Komunikabidea
El Correo
Tokia
San Sebastián
Mota
Elkarrizketa
Data
2008/07/26
Tras su actuación en el Victoria Eugenia el pasado mes de noviembre, Lucía Lacarra vuelve a bailar en San Sebastián, con su nombramiento como bailarina de cámara de Baviera aún reciente. La guipuzcoana se muestra especialmente ilusionada por su actuación dentro del Jazzaldia; más si cabe, por participar en el primer espectáculo de danza en las más de cuatro décadas del certamen jazzístico donostiarra. La cita, hoy, en doble actuación, a las 20 y 24 horas.

 

-La última vez, protagonizó una gala en el Victoria Eugenia; esta vez, interpreta 'Duke Ellington Ballet', una de Roland Petit. ¿Puede explicarnos en qué consiste?
-Como bien indica el nombre, es un ballet inspirado enteramente en las composiciones de jazz del mítico Duke Ellington. Roland Petit quiso demostrar una vez más, como hizo hace más de 20 años con su obra 'Pink Floyd Ballet', que la danza no tiene por qué limitarse a un solo registro de música. Creó este ballet en 2002 para el Asami Ballet de Tokio, con el que hacemos la gira. Yo lo bailé con ellos por primera vez un año más tarde; para la ocasión, añadió algunas piezas para mí. De las catorce piezas, bailo en cinco: 'Don't get around much anymore', 'Afro bossa', 'Solitude', 'Sophisticated Lady 'y termino con 'Take the 'A' train', con toda la compañía.
-En 2006, también junto al Asami Maki Ballet Tokyo, encabezó otra gira con 'Pink Floyd Ballet', que recaló en el Kursaal. Al igual que en ese espectáculo, ¿'Duke Ellington Ballet' carece de hilo argumental?
-Son piezas separadas, con músicas diferentes y ambientes diferentes. Roland Petit ha hecho su selección en el orden que ha querido, para lo que se ha inspirado en el nombre de una canción o en una variación musical. Son trozos separados, cortos, pero con una historia cada uno. Es un espectáculo muy diferente y muy entretenido.
-¿Qué es lo que más va a sorprender al público?
-La obra entera. Va a ocurrir como hace dos años con 'Pink Floyd Ballet', que la gente no esperaba que se pudiera hacer ballet neoclásico con esa música. El público no sabe lo que le espera, es muy original.
-Dejó el Ballet Nacional de Marsella hace once años; sin embargo, su relación con Roland Petit es magnífica, ya que sigue creando papeles para usted. ¿Qué aprendió de su etapa con el coreógrafo francés?
-Petit es uno de los genios creadores de la danza del siglo pasado. Es un coreógrafo incomparable. Trabajando con él, descubrí el mundo de la danza dramática e interpretativa y, en cierto modo, me descubrí a mí misma. Con sus coreografías, aprendí a transmitir mis emociones y a meterme en la piel de un personaje. Descubrí que uno no debe bailar sólo con su cuerpo, sino también con su alma. Hoy en día, sigo utilizando lo que aprendí con Petit.
-Se va a pasar el verano de turismo y trabajo por toda España.
-La gira se compone de 14 espectáculos. Comenzamos en el Festival de las Noches Mágicas de La Granja, el pasado 18 de julio. Luego pasamos por Las Palmas de Gran Canaria, ahora Donostia y a continuación Pamplona, Perelada, Palma de Mallorca, Madrid y terminamos en Santander, el 9 de agosto.
-Protagonizar la primera actuación de danza en más de cuarenta años en el Jazzaldia debe ser especial...
-Por supuesto. Lo que más ilusión me hace de esta gira son las dos funciones en el Jazzaldia de Donostia; además, para nosotros, ésta va a ser la primera vez en nuestras carreras que comencemos un espectáculo a las 12 de la noche.


Dokumentuaren akzioak