Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka Abriendo la danza a otras artes

Dokumentuaren akzioak

Abriendo la danza a otras artes

Egilea
Paula Echeverría
Komunikabidea
Noticias de Navarra
Mota
Albistea
Data
2010/06/20

Experimentar y crear es todo uno para los artistas que utilizan la improvisación como método. O al menos, lo primero es vital para que exista lo segundo. Y eso, experimentar, es lo que está haciendo el grupo de danza contemporánea del Centro Huarte, Kon moción, en un proyecto innovador y pionero en muchos aspectos que ha involucrado a profesionales de otras disciplinas artísticas.

Un creador audiovisual, un fotógrafo y un actor colaboran en la iniciativa, concebida como un toma y daca, un enriquecimiento recíproco de creatividad que se está llevando a cabo a lo largo de este mes de junio y al frente del cual está la coreógrafa Becky Siegel, directora de Kon moción. "Hemos estado todo el curso trabajando despacito, ahondando e investigando en cuestiones de movimiento, abordando ideas hasta interiorizarlas. El 5 de junio tuvimos la última actuación del curso, que ha sido muy fructífero, y nos planteamos dos opciones: o parar o hacer algo completamente diferente", cuenta. Y decidieron lo segundo. Así nació el proyecto en el que están inmersos actualmente los bailarines, consistente en cuatro sesiones de trabajo con artistas de otras disciplinas que, como ellos, están dispuestos y abiertos a probar cosas nuevas. Como dice Becky Siegel, "a picotear de aquí y de allá". A investigar y experimentar. A crear, al fin y al cabo.

danza y vídeo La primera experiencia tuvo lugar el pasado día 15 en la Casa de Cultura de Burlada, donde nueve bailarines del colectivo del Centro Huarte se acercaron a la video-danza interactuando con el creador audiovisual Jesús Glaría. Todos los bailarines dispusieron durante la actividad de una cámara de vídeo y experimentaron lo que se siente grabando y/o siendo grabados, a la vez que bailando de forma improvisada, dejándose llevar por la música. "Me interesaba que tuvieran las dos experiencias, delante y detrás de la cámara", cuenta Siegel, para quien ha sido "muy interesante" ver cómo el hecho de grabar a otros o de ser grabados -y en algunos casos ver además proyectadas esas grabaciones- repercute en el movimiento. "La cámara es invasiva, y puede cambiar la manera de bailar. Por un lado pone a los bailarines muy alerta, porque hay cierto pudor, pero ese pudor es bonito", dice la coreógrafa.

en la piel del fotógrafo La fotografía centró la segunda sesión del proyecto, llevada a cabo el pasado jueves día 17 en la plaza del Ayuntamiento de Huarte. Profundizar en el gesto del fotógrafo de calle, y más aún, llevar al límite su labor, fue el reto de los bailarines, que fueron orientados en esta actividad por Clemente Bernad. El fotógrafo navarro tenía claro que quería una sesión al aire libre, "porque el lugar de trabajo de los fotógrafos de calle es precisamente ese, la calle, y en nuestro día a día hay mucho de interactuación con la gente", comenta. Aunque, apunta, cada profesional afronta esa realidad a su manera. "Hay fotógrafos discretos, respetuosos, que pasan desapercibidos, y otros que fotografían de maneras mucho más agresivas". Y entre medio, todo un abanico de actitudes. Él, que se identifica más con los primeros -"aunque sin esconderme, dejándome ver", matiza-, propuso a los integrantes de Kon moción el reto de contar una historia fotográfica tomando imágenes del entorno, de los transeúntes, y moviéndose al mismo tiempo. Es decir, incorporar el gesto del fotógrafo, cada uno a su manera, a su expresión corporal, a su forma de bailar. Ésta es la primera vez que Bernad trabaja con bailarines, y la experiencia le ha resultado "muy enriquecedora". Para Becky Siegel, "ha sido fascinante. Ha sido entrar en un pueblo y a la vez bailarles y retratarles. De esta actividad puede salir en el futuro un proyecto muy interesante", dice.

danza y texto Los próximos días 22 y 24 de junio, el grupo Kon moción experimentará en el Centro Huarte sobre el texto con el actor navarro Txori García-Úriz. "Se trata de trabajar la voz y el movimiento, un tema pendiente en el que no hemos profundizado mucho hasta ahora", dice la coreógrafa Becky Siegel. Los bailarines abordarán la relación entre la palabra y el gesto para probar, por un lado, cómo influye el movimiento en lo que decimos, y por otro, cómo repercute lo que decimos y la forma en que lo decimos en la manera en que nos movemos. "Trabajaremos a partir de textos aprendidos que nos ha propuesto el actor Txori García-Úriz y que los bailarines han memorizado, y experimentaremos también la improvisación de textos a la vez que el movimiento", cuenta Siegel.

La idea de Kon moción y del Centro Huarte es mostrar próximamente de alguna manera al público los resultados de este innovador proyecto que interrelaciona tres disciplinas artísticas con la danza -por ejemplo, mostrar un montaje audiovisual de lo trabajado con Jesús Glaría, o las fotografías que los bailarines tomaron orientados por Clemente Bernad-, aunque reconocen que "lo más interesante de trabajos experimentales como estos no es el resultado, sino el proceso".



Dokumentuaren akzioak