Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka «No me considero ni un ecléptico ni un moderno, soy un creador», afirma el bailaor Rafael Amargo

Dokumentuaren akzioak

«No me considero ni un ecléptico ni un moderno, soy un creador», afirma el bailaor Rafael Amargo

El Kursaal acoge esta tarde su 'metafórico' homenaje del Quijote

Egilea
Gorka Larrumbide
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
San Sebastián
Mota
Albistea
Data
2005/08/04

El artista se encuentra entusiasmado con este nuevo proyecto, del que ésta será su séptima representación, y del que considera que es «más Amarga que nunca». «Es la producción más cara de la historia de la danza y con ella me he reiterado en lo que a mí más me gusta. Me violenta que me llamen moderno, y me digan que hago fusión, las cosas bien hechas están enteras. Más que un intérprete soy un creador», afirmó el polifacético bailaor.



DQ es un espectáculo coreográfico de Rafael Amargo, inspirado en el personaje literario de Miguel de Cervantes, en el que las nuevas tecnologías tienen un papel destacado, por lo que ha contado para ello con Carlös Padrissa, director artístico de La Fura del Baus. Destaca la colaboración especial del actor Fernando Fernán Gómez, en la voz de Miguel de Cervantes. «En la obra se representan los siete capítulos más destacados del Quijote. Es un espetáculo de danza, pero no es sólo eso, es un trabajo muy avanzado en lo audiovisual, se podría calificar como un espectáculo de danza digital», aseveró Amargo.



Todo comienza en el 2023 en Tokio, con dos jóvene japoneses que padecen el fenómeno Otaku (enfermos de internet), mal que azotará el mundo. «Bidanshi y Akira se conectan a través de una web cam y ambos son amantes de las novelas de caballerías. A partir de ahí, crean un videojuego inspirado en el propio Quijote, por lo que se crea una dramaturgia entre los libros de caballerías de Cervantes y el mundo de los videojuegos», manifestó el bailaor.



Las bodas de Camacho



«Es, sin duda, el pasaje más cómico de los siete capítulos representados. Lo hemos visto puesto en escena por los mejores ballets clásicos, pero me he querido desmarcar un poco de todo lo visto y llevármelo a mi terreno. Es una fiesta por bulerías, es esperpéntico», sonrió el granadino.



El bailaor llega esta tarde con la seguridad de hacer disfrutar al público donostiarra, con un espectáculo diferente ya que, como el propio bailaor afirma, «el espectador se encontrará con grandes emociones y sensaciones». Para finalizar, el montaje audiovisual se convertirá en película después de Navidad.

Dokumentuaren akzioak