Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka «Ni la música ni el estilo de Bisbal hace que mueva mis caderas»

Dokumentuaren akzioak

«Ni la música ni el estilo de Bisbal hace que mueva mis caderas»

Blanca Arrieta, bailarina

Egilea
Antonio Santos
Komunikabidea
El Correo
Tokia
Bilbao
Mota
Elkarrizketa
Data
2004/05/15

-Lo de 3.600 ¿es porque el montaje le ha costado esa cantidad en euros?



-(Risas) Nooo. Son los segundos de observación que nos tendrá que dedicar el público y el tiempo que estamos en escena.



-Está de gira por el País Vasco, ¿gusta más la danza en Vizcaya, Guipúzcoa o Álava?



-¿Huy! Ése es un terreno complicado. Los públicos son muy diferentes. El vizcaíno es más efusivo. Se vuelcan más, lo que no significa que guste más. Los guipuzcoanos son más serios y comedidos.



-¿Le falta a la danza cierto reconocimiento?



-No se está acostumbrado a ir al teatro. No es como el cine, que aunque no te haya gustado la película de la semana pasada, vuelves a la siguiente.



-¿De ahí que usted haya estado en compañías inglesas e irlandesas?



-Eso también es porque soy algo inquieta. Es más fácil vivir allí del baile. Te tratan como a un profesional.



-¿Las instituciones no hacen lo suficiente?



-Podían ayudar, y creer que esto es un arte. Tiene el mismo valor que el Guggenheim.



-Cambiando de tercio. ¿Blanca Arrieta mueve sus caderas con cualquier música?



-Nooo. A mí lo que se me va es la cabeza. Siempre le estoy dando vueltas a lo que puedo hacer para expresarme.



-¿No le vuelve loca Bisbal?



-Para nada. Ni su música, ni su estilo.



-¿Qué debe tener un buen bailarín?



-Sensibilidad y honestidad con lo que hace.



-Creí que me diría buen cuerpo.



-Eso no es necesario. Si transmites con tu movimiento, se olvidan del cuerpo.



-En Rusia echaron a una bailarina por unos kilos de más.



-Eso sólo ocurre en el ballet clásico, donde el cuerpo de bailarines debe ser homogéneo.



-Al margen de la danza, ¿recuerda el último mal paso que ha dado en su vida?



-(Silencio) No lo recuerdo, pero aprendes de los errores y tiras hacia adelante.



-¿Y la mejor pirueta que ha dado? ¿Pagar la hipoteca a fin de mes?



-Eso no se paga tan fácil. La mejor pirueta ha sido seguir trabajando y viajando por el mundo, conociendo buenos amigos.

Dokumentuaren akzioak