Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka «Malandain es un coreógrafo que llega a la gente directamente por los sentimientos»

Dokumentuaren akzioak

«Malandain es un coreógrafo que llega a la gente directamente por los sentimientos»

Richard Coudray, Maestro de Ballet

Egilea
J.L.M.
Komunikabidea
El Correo
Mota
Elkarrizketa
Data
2008/02/22

Una de las principales novedades de la presente edición de las Jornadas de Teatro de Eibar es la presencia del ballet, que llega hoy al Coliseo de la mano del Ballet Biarritz, una de las compañías más importantes de Francia y que tiene carácter de Centro Coreográfico Nacional. Dentro de este colectivo, Richard Coudray, el brazo derecho de Thierry Malandain en la creación, ejerce en las giras el papel de responsable artístico de la compañía.

-¿Qué es 'Mozart Ballets', un homenaje al músico...?

-Por una parte, sí. Todos conocemos a este famoso compositor, pero también se puede decir que homenajeamos a Jean-Georges Noverre, un coreógrafo del siglo XVIII.

-El espectáculo consta de dos partes diferenciadas: 'Mozart à 2' y 'Les Petits Riens' ¿cómo es cada una de ellas?.

- 'Mozart à 2' es un ballet sobre el amor'. Hay cinco parejas, cinco visiones diferentes del amor entre mujer y hombre: tierno, pasional, sensual... 'Les Petits Riens' es una lectura nueva de un ballet antiguo de Noverre, una pastoral en el gusto anacreóntico creada sobre música de un joven Mozart. Resulta interesante porque hay cosas actuales combinadas con anécdotas del tiempo en que se creó.

-El director, Thierry Malandain, es un hombre internacionalmente galardonado. ¿Cómo es su trabajo?

- Conoce muy bien todo el repertorio clásico y no renuncia, como otros coreógrafos que hacen tabla rasa, al pasado. Claro que utiliza un lenguaje nuevo, pero manteniendo la tradición de la construcción del ballet. Ese es el trabajo de Thierry.

-Hábleme de los bailarines.

-Son bailarines que proceden de prácticamente todo el mundo, en especial de Europa. Uno de ellos, Mikel Irurzun, es de San Sebastián, y hace tiempo que está ya con nosotros. La media de edad es de 24-25 años. Todos proceden, más o menos, de lo que podríamos llamar el mundo clásico y en un año o dos se adaptan perfectamente al estilo de Thierry Malandain.

Ballet-acción

-Su actuación de hoy se integra dentro de unas jornadas de teatro. ¿Encaja bien en este marco? ¿Qué acogida esperan tener?


-Pienso que sí, sin duda. 'Les Petits Riens' es un ballet teatral. Precisamente, Noverre inventó el ballet-acción, el ballet-actuación. Antes, el ballet era sólo puro divertimento. Con Noverre, pasa a contar una historia. Por eso pienso que tiene realmente sitio en estas jornadas.

-¿El espectáculo llega a todo tipo de público además de a la gente que ya es aficionada al ballet?

-Sí, sí. Yo diría que esa es la particularidad de Thierry Malandain y del Ballet Biarritz. Se puede 'leer' el ballet de muchas maneras, pero lo importante es que el coreógrafo haga que tú 'leas' de forma que comprendas su historia. El estilo de Thierry permite que la gente que no conoce el ballet lo capte bien. Es un coreógrafo del corazón, que toca la fibra del espectador y llega a la gente directamente por los sentimientos. Entonces, generalmente, el público da una acogida muy fuerte a lo que se le presenta.

-Han actuado por casi todo el mundo, pero entre sus objetivos, además de la creación y la difusión, está la sensibilización hacia la danza. De hecho, tienen un centro con locales en San Sebastián. ¿Que balance hacen de esta labor concreta?

-Le damos mucha importancia. La juventud es el público futuro, pero además en San Sebastián tenemos una nueva compañía que trabaja con bailarines que salen de la escuela y que necesitan todavía madurar para entrar en los grupos profesionales. Es un buen trampolín.

«Malandain es un coreógrafo que llega a la gente directamente por los sentimientos»
MOZART À 2. Episodio amoroso dentro del contexto de un baile de salón. /E.C.

Dokumentuaren akzioak