Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka «La gente debe saber que en Euskadi hay danza de mucha calidad»

Dokumentuaren akzioak

«La gente debe saber que en Euskadi hay danza de mucha calidad»

Edu Muruamendiaraz, Director de Aukeran

Egilea
David Taberna
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
San Sebastián
Mota
Elkarrizketa
Data
2003/07/08

- ¿En qué momento se encuentra la danza?



- Al igual que el resto de las artes escénicas, la danza no vive en la actualidad un buen momento. Creo que todavía la gente es bastante reacia ante esta rama artística. Además, otro de los problemas es que no hay un circuito de danza gracias al cual por el mero hecho de estrenar un espectáculo tengas aseguradas veinte actuaciones. Al final lo haces porque crees en el producto. El mundo de la danza es una completa incertidumbre.



- ¿Ser bailarín es actualmente una profesión arriesgada, con un futuro incierto?



- Sí, la danza es muy arriesgada. No olvidemos, además, que el periodo en el que puedes ser bailarín es muy corto.



- ¿Hay un público potencial?



- No lo creo. Hay un público de grandes nombres y grandes eventos. Hay mucha gente de Quincena Musical o de Festival de Cine... Si una compañía actúa en el Kursaal, el cubo se llena. Si esa misma compañía actúa en otra sala más discreta, asisten los de siempre. La gente se tiene que concienciar de que en Euskadi hay mucha calidad.



- ¿Las compañías vascas reciben ayudas de las instituciones?



- Si quieres sacar algo hay que estar peleándose continuamente. Apenas hay facilidades. Todo el rato se trata de tener que abrir puertas a la fuerza. Es danza, y eso se nota. Al final, lo haces porque te gusta.



- ¿Es difícil ser profeta en su tierra?



- Muy difícil. Yo he tenido que ir a bailar a Bergara, y hasta el último año que bailé no se llenó el frontón. Eso para mí es muy duro. Lo que ocurre es que hay mucha gente que no valora el trabajo que hay detrás de cada baile, de cada montaje. Muchos creen que al ser de Euskadi vas a hacer lo mismo que se ha hecho hasta ahora. Hablan si saber, pero es así... Aún así, yo estoy metido en este mundo de la danza y no puedo dejarlo. Es una droga. Siempre comentaba en casa que quería vivir del baile, y me solían contestar que estaba loco. Afortunadamente, vivo del baile.

Dokumentuaren akzioak