Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka «Es increíble que Bisbal dé tantas vueltas con la poca técnica que tiene»

Dokumentuaren akzioak

«Es increíble que Bisbal dé tantas vueltas con la poca técnica que tiene»

Laura Brandariz, Profesora de danza moderna

Egilea
Daniel Diez
Komunikabidea
El Correo
Tokia
Zaratamo
Mota
Elkarrizketa
Data
2004/01/18

Acudió a su primera clase de ballet con cinco años y desde entonces no ha parado de bailar. Veinte años después, y tras haber aprendido en diferentes academias de toda la provincia, esta vecina del barrio de Arkotxa, en Zaratamo, es una experta en todo tipo de estilos. Su destreza le ha llevado a ser profesora en varios centros de Bilbao y Basauri, y desde hace dos semanas, en su localidad natal.



-Su cara resultará conocida a muchos lectores. ¿Participó en el programa de ETB 'Euskaraokea'!



-Allí era bailarina. Fue una época genial porque aprendí muchísimo. Trabajábamos todos los días a un ritmo increíble y debía aprender pasos en muy poco tiempo.



-¿Y no intentó nunca cantar?



-¿Qué va!, es que lo hago bastante mal. Es mi asignatura pendiente, aunque algún día aprenderé.



-Pero bailar, lo que le pongan...



-Sí, lo que sea. He hecho todo tipo de espectáculos, pero lo más extravagante fue en Castro y Oviedo. Allí presentamos un montaje ecuestre donde bailábamos una pieza de tango.



-¿Con los caballos?



-¿Je, je! Ellos bailaban... Bueno, se movían en círculo a nuestro ritmo.



-Ahora hace cosas más tranquilas. Por ejemplo, dar clases de baile en Zaratamo. ¿Qué tal funciona la danza jazz en la comarca?



-Bastante bien, aunque haría falta que fuera reconocida como una carrera universitaria. Es un baile que está muy olvidado y si quieres aprender o hacerte profesional debes acudir a un centro privado.



Canciones del verano



-¿Es necesario tener una buena forma física para destacar en este mundillo?



-Sí, hay que cuidarse, aunque el propio baile ya te obliga a realizar infinidad de esfuerzos, ejercicios de abdominales, piernas... Te tienes que machacar.



-Y si eres rígido como un palo... ¿Mejor dejarlo?



-No, todo el mundo puede bailar. No creo en los dones, quizá algunos gozan de mayor habilidad, pero todos podemos aprender la técnica y bailar.



-Seguro que arrasa los fines de semana.



-¿Qué va! Desconecto y salgo a divertirme.



-Dicen que con el baile se liga mucho.



-¿Ja, ja! Sí, sobre todo los chicos. Mis amigos me piden que les enseñe los pasos de las canciones del verano. Y es que un chico que baila gana muchos puntos a la hora de ligar.



-¿Al estilo David Bisbal?



-¿Tanto nooo! El chico tiene ritmo, se mueve bien, aunque es increíble que dé tantas vueltas sin caerse, porque tiene poca técnica.



-Pues yo creía que lo hacía muy bien.



-Se le podría pulir.



-Lo que no me negará es que pone sentimiento.



-Eso tal vez sí. En el baile es importantísimo expresar lo que haces, equilibrarlo al cincuenta por ciento con la técnica.



-¿Se asemejan sus clases a las de la serie 'Upa dance'?



-¿Ups! No la veo.



-No me lo creo.



-Llego muy tarde a casa, aunque me han comentado que algunas coreografías mías luego han salido en la serie.



-Una duda. ¿Por qué van tan frescos los bailarines?



-En la parte de abajo no importa, pero de la cintura para arriba es preciso llevar ropa ajustada para ver los movimientos del cuerpo y corregirlos.



-Conoce varios bailes caribeños, ¿qué tal lleva esos ritmos?



-¿Mm! Me decanto más por el rock y el funky. Mi cantante preferido es Michael Jackson.



-Y de sus alumnos de Zaratamo, ¿saldrá alguna estrella?



-¿Je, je! Algunos son matrimonios y sólo vienen a divertirse, pero les convenceré para que en las fiestas de Arkotxa tomen parte en la exhibición de bailes de salón.

Dokumentuaren akzioak