Hemen zaude: Hasiera Hemeroteka «Entiendo que haya envidia cuando uno está a años luz de los demás»

Dokumentuaren akzioak

«Entiendo que haya envidia cuando uno está a años luz de los demás»

El artista presenta mañana en el Kursaal ‘Live’, un espectáculo de flamenco y fusión musical

Egilea
Isabel Ibañez
Komunikabidea
Diario Vasco
Tokia
Donostia
Mota
Elkarrizketa
Data
2002/06/17

Sú último espectáculo, Live, con el que regresa a los escenarios vascos, mañana en el Kursaal con el taquillaje vendido y el jueves en Bilbao. Está planteado como una jam session, con dieciocho músicos que fusionan los palos del flamenco con el son cubano, el jazz, la música clásica, y acompañan a la voz cantante, que no es otra que la pasión por el baile de Cortés.





- ¿Hay lugar para la improvisación?



- Mucho, sobre todo en la última media hora, pero depende de cómo esté yo con el público, porque me suelo calentar según la química.



- Parte de la música es suya.



- Sí, los arreglos musicales. El concepto del espectáculo es todo mío, desde que empieza hasta que acaba. La iluminación, el vestuario, que lo coordino con Armani...



- ¿Por dónde empieza a la hora de crear un espectáculo?



- Me pongo con todo a la vez. Soy un poco atípico en esto. Me meto en un espacio y me tiro allí 24 horas encerrado con los músicos.



- En 1997 iba a actuar en Bilbao, pero suspendió la cita por falta de gente. ¿Tiene públicos más entregados?



- No me acordaba, sería una excepción. Tanto en España como en el resto del mundo la gente responde bien. Donde vamos llenamos.





El hombre





Los cimientos de la fortaleza de Cortés se tambalean si se atreven con su intimidad. Aun así, es capaz de desnudarse: «Soy una persona sencilla, vengo de clase media humilde y de cultura gitana. Siempre me he entregado en cuerpo y alma a mi trabajo, que es una forma de vivir. No he cambiado, sigo siendo el mismo, sólo que tengo una calidad de vida mucho mejor que la de antes».





- Le molesta que hablen de sus relaciones personales.



-Nunca me ha gustado. Me han sacado en momentos inevitables, pero no porque yo quisiera.



- Pero entenderá que si quiere discreción lo tiene difícil con acompañantes como Naomi Campbell.



- Hombre, sí. Soy un hombre muy discreto dentro de lo que puedo. Sé que siendo artista la gente quiere saber a qué horas te acuestas y te levantas, pero no me emociona.



- El director de la agencia de modelos Elite dijo que Naomi le utilizó y que usted es famoso gracias a ella.



- Eso es una tontería. Antes de salir con Naomi era conocido en todo el mundo, llevaba años triunfando con Pasión gitana y había hecho películas con Almodóvar y Saura.



- Se define como conservador.



- Más que conservador, tengo muy marcada mi cultura, la gitana. Me han llevado desde pequeñito a la Iglesia, y aunque creo en Dios no me doy por católico. Soy conservador en el sentido de que quiero formar una familia. Aunque también soy un rebelde. Y tengo orgullo, que es bueno y es malo, pero me ha hecho como soy, un luchador.



- ¿Es partidario de mantener las costumbres de su pueblo a rajatabla o permite ciertas licencias?



- Respeto mi origen. En cosas estoy de acuerdo y en otras no. No me caso ni con mi cultura ni con otra.



- Como obliga su ley, ¿busca a una mujer virgen para el matrimonio?



- Esto me parece ya un poco heavy, no estoy ahora para pensar en eso.



- Por cierto, ¿por qué le gusta bailar con el torso desnudo?



- Las danzas primitivas y rituales se bailaban así. El pueblo gitano, que viene de la India, bailaba con el torso desnudo.



- Participó en el homenaje a Miguel Ángel Blanco en Las Ventas. ¿Hasta qué punto está interesado en la política?



- Soy apolítico. Me interesa más ser solidario: tengo una fundación con mi nombre, soy embajador de Unicef, artista por la paz de la Unesco...





Los críticos





En Italia le llamaron el Nureyev del flamenco. Aquí no han sido tan benevolentes y esa espina está clavada honda en el alma del artista. «Nureyev... Qué bonito. Nadie es profeta en su tierra. Sólo cuando pasan los años, cuando te estás muriendo, empiezan a mitificarte en tu país. Eres un hito mundial pero en España no me quieren reconocer. Algun día llegará, siempre pasa igual, es una pena...»





- Pero con ‘Live’ ha conseguido al fin el favor de los críticos españoles.



- Sería injusto decir que sólo ahora me ponen bien, sobre todo porque tengo una edad y no les queda más remedio que reconocer que eres grande. Pero cuando eres un rebelde con 20 años y gustas a todos, los críticos no pueden aguantarlo.



- Escuchando a gentes del flamenco parece que la relación entre ustedes no es muy buena.



- Me llevo bien con todo el mundo pero entiendo que haya una envidia cuando uno está a años luz de los demás. Me llevo bien cuando veo a los compañeros, si luego hablan mal de mí es su problema.



- Hubo un tiempo en que la comparación con Canales era inevitable.



- Me da igual. Tengo mi público mundial y una agenda muy apretada. No me comparo con nadie.



- Preguntaron a Pepe Habichuela qué es lo que aporta Cortés al flamenco. Dijo que las grandes masas.



- Ah, mira qué bueno. Gracias a las grandes masas el flamenco está más considerado y que haya artistas que reúnan a 3.000 personas en un palacio de deportes es un avance. Está bien que lo diga este hombre, al que le ha beneficiado que Cortés haya llenado estadios en todo el mundo.



- Y María Rosa cree que es un «gran bailarín con un marketing muy bueno y un show americano que le da fama y dinero».



- Pues que todos copien, a ver si llenan teatros. Alucino, lo importante es que el producto sea bueno.

Dokumentuaren akzioak